5 maneras de combatir la celulitis con productos naturales

5 maneras de combatir la celulitis con productos naturales

No es tarea sencilla combatir la piel de naranja, pero la celulitis es un mal tan común que por fortuna, ya existen remedios caseros y accesibles.

No se trata de tener cuerpos perfectos. Se trata de sentirnos cómodxs bajo nuestra piel. Pero aceptémoslo: la piel de naranja puede ser muy molesta. Por fortuna, no tenemos que recurrir al bisturí ni a remedios extremadamente costosos para combatir la celulitis.

Primero, para combatir la celulitis debemos entender de qué hablamos; la celulitis consiste en una acumulación de tejido adiposo debajo la capa más profunda de nuestra piel, es decir, la hipodermis. Suele presentarse en las pompas, los muslos, la panza y los brazos.

Se origina cuando los adipocitos, las células grasas, se expanden demasiado e impiden que los líquidos circulen. Así, las toxinas se van acumulando y el resultado es la molesta piel de naranja.

5 maneras de combatir la celulitis con productos naturales

Se dice que solamente las mujeres sufren celulitis. ¡Error! Uno de cada 10 hombres lo han padecido. El hecho de que sea en menor proporción es porque los cuerpos masculinos acumulan menos grasa que el femenino, algo totalmente natural.

El sobrepeso, la mala alimentación, la retención de líquidos e incluso la genética pueden ocasionar que padezcamos celulitis. Si sufres de ella, te damos estos remedios para combatir la celulitis desde casa:

Cuida lo que comes

La dieta mediterránea es la más recomendable para combatir la celulitis, pues contiene todos los nutrientes necesarios: frutas, verduras, cereales integrales, semillas, pescados sin grasa y mucha agua.

Todo lo anterior contribuye a hidratar la piel y mejorar la circulación, lo cual favorece la eliminación de toxinas.

El azúcar, los alimentos procesados y el alcohol son aliados de la celulitis, por lo que si quieres combatirla, es importante que los alejes de tu rutina alimenticia.

Muévelo, muévelo (y solo así podrás combatir la celulitis)

Puedes comer lechugas, meditar, hablar con tu piel, lo que tú gustes; pero si no haces ejercicio físico es prácticamente imposible combatir la celulitis.

Los deportes cardiovasculares son perfectos para luchar contra la piel de naranja. Caminar, correr o bailar son perfectos. ¿La razón? Aceleran el metabolismo y favorecen, nuevamente, la eliminación de toxinas.

Lo ideal es que practiques una actividad física que te guste 4 días a la semana durante media hora, por lo menos.

Masajea las zonas que tienen celulitis

El masaje es una gran técnica para que la grasa bajo la piel se disuelva y así, podamos eliminarla. Puedes hacerlo con un rodillo eléctrico, con tu mano o bien con un cepillo, al momento de bañarte. Con 10 minutos al día tienes suficiente.

Otra manera de masajear la piel y combatir así la celulitis es con un masaje con miel por 10 minutos. El café en polvo también funciona, al exfoliar las zonas con piel de naranja en la ducha. Esto ayuda a eliminar las células muertas y favorece la circulación.

Bájale a a sal

A mayor cantidad de sal, mayor retención de líquidos y menor eliminación de toxinas. Así que las palomitas, las papas fritas o cualquier alimento que contenga altas concentraciones de este aditivo no es recomendable si tienes celulitis.

Busca dar sabor a tus alimentos con especias naturales y recuerda que, además de combatir la celulitis, bajarle a la sal mejorará la salud de tu corazón.

Para combatir la celulitis, prepara una loción casera de toronja

Para combatir la celulitis, la vitamina C será tu mejor amiga. Prepara un jugo de toronja con limón y un poco de aceite de coco (unas cinco cucharadas). Guárdalo en tu refrigerador y colócalo en las zonas con piel de naranja 4 veces a la semana, antes de dormir.

Esta mezcla natural estimula la producción de colágeno y mejora la apariencia de la piel.

Estos son algunos remedios para combatir la celulitis. Sin embargo, ojo: ¡no te obsesiones! Todos los cuerpos son perfectos. Y la celulitis, incluso, es parte de nuestra naturaleza. Ámate.

También lee: ¿Tienes las manos y pies fríos todo el tiempo? Podrías padecer la enfermedad de Raynaud.