Katalin Karikó, la científica detrás de la vacuna contra el Covid-19

Katalin Karikó, la científica detrás de la vacuna contra el Covid-19

Tiempo de lectura: 3 mins.

Katalin Karikó ha pasado 40 años de su vida desarrollando avances claves para BioNTech. Hoy son la base para la vacuna contra el Covid-19.

La bioquímica originaria de Hungría, Katalin Karikó, ha pasado su vida investigando las posibilidades terapéuticas del ácido ribonucleico (ARNm). El ARNm es un componente del ADN considerado uno de los pilares fundamentales de la vida. Esto se debe a que transfiere el código genético procedente del ADN del núcleo celular a un ribosoma en el citoplasma. 

En lenguaje más “sencillo”, este componente determina el orden en que se unirán los aminoácidos de una proteína y actúa como plantilla o patrón, para la síntesis de dicha proteína. Así, Katalin Karikó ha dedicado todos sus esfuerzos de investigación en esta molécula con el fin de combatir enfermedades. Y ahora, sus años de trabajo son la base de la vacuna contra el Covid-19 de Pfizer/BioNTech y Moderna.

El trabajo de Katalin Karikó, rechazado anteriormente

En 1985, Karikó recibió una invitación de la Universidad de Temple en Filadelfia, por lo que ella y su familia se mudaron de Hungría a Estados Unidos. “Nos acabábamos de mudar a nuestro nuevo departamento, nuestra hija tenía 2 años, todo estaba tan bien, estábamos felices”, dijo Katalin al sitio de noticias húngaro ‘G7’, “Pero teníamos que irnos”. 

Después de la Universidad en Temple, la doctora se fue a la Universidad de Pensilvania. Al inicio, sus colegas la rechazaban debido a sus investigaciones sobre el ARNm. En aquel entonces considerado como radical y arriesgado, financieramente hablando. 

Karikó creía que el ARNm era la clave para tratar enfermedades en las que tener más proteínas del tipo correcto puede ayudar. Sin embargo, en 1995, la Universidad de Pensilvania, donde Katalin estaba en camino de obtener una cátedra, decidió desvincularse del proyecto luego de varios rechazos de financiamiento. 

“Estaba lista para un ascenso, y luego me degradaron y esperaban que saliera por la puerta”, dijo. El mismo año en que fue degradada de su puesto en UPenn, le diagnosticaron cáncer. 

“Por lo general, en ese momento, la gente se despide y se va porque es tan horrible”, dijo al sitio de noticias de salud Stat en noviembre. “Pensé en ir a otro lugar o hacer otra cosa. También pensé que tal vez no era lo suficientemente buena o inteligente”. 

Pese a todo, ella continuó como profesora en UPenn durante 25 años. En 2012 junto a Drew Weissman, desarrolló un método para emplear el ARNm de forma sintética. Esto logró que se pudiera cambiar la forma en la que el cuerpo produce células para combatir un virus. 

Este increíble descubrimiento es ahora la base de la vacuna contra el Covid-19 que fabrican Pfizer y Moderna. Actualmente, Katalin Karikó es vicepresidenta del laboratorio alemán BioNTech. Algunas personas han sugerido incluso que tanto Weissman como Karikó son merecedores de un Premio Nobel. 

También lee: Pérdida del gusto por el coronavirus, ¿por qué ocurre?