Perros saben distinguir diferentes idiomas y palabras sin sentido: estudio

Lectura 3 mins.
Perros saben distinguir diferentes idiomas y palabras sin sentido: estudio

¿Le hablas en inglés y español a tu mascota? Resulta que los perros pueden comprenden varios idiomas ¡a la vez!

Nuestros perros pueden ser más inteligentes de lo que creemos, e incluso, detectar distintos idiomas —o por lo menos un par de palabras—.

Una nueva investigación descubrió que los cerebros de los perros pueden detectar el idioma y mostrar distintos patrones de actividad en un idioma familiar y desconocido.

Cuando la neuroetóloga Laura Cuaya se mudó de México a Budapest con su perro, Kun-kun, un border collie, tuvo la idea de hacer este estudio.

“Solo había hablado con Kun-kun en español“, dijo Cuaya a CNN. “Me preguntaba si podría detectar un idioma diferente”.

Para descubrir si su mascota podía detectar otros idiomas, Laura, previa a graduarse en estudios de animales, reunió junto con otros colegas a un grupo de perros —18, para ser exactos—: 5 golden retrievers, 6 border collies, 2 pastores australianos, un labrador, un cocker spaniel y 3 perros criollos.

Perros saben distinguir diferentes idiomas y palabras sin sentido: estudio - perros-idiomas-1024x576

Todos los lomitos se encontraban en un rango de edad de entre 3 y 11 años.

Los perros identifican varios idiomas, y podrían no ser la única especie animal en hacerlo

Los perros fueron entrenados para aprender a quedarse inmóviles dentro de un escáner de resonancia magnética. Eso sí, siempre con la libertad de dejar el escáner cuando quisieran. La idea es que se sintieran cómodos con el estudio.

La máquina les zumbaba alrededor de sus cabezas, y les enviaba palabras en diferentes idiomas. Incluyendo una frase del famoso cuento El Principito: “Solo con el corazón se puede ver bien; lo esencial es invisible a los ojos”.

Los científicos hallaron que los perros tenían una actividad cerebral notablemente mayor en la corteza auditiva para las palabras sin sentido que para el habla natural. Esto más allá del idioma que se hablara.

También mostró que áreas únicas del cerebro de los perros se activaron cuando se les habló en idiomas desconocidos.

“Hubo una diferencia en la respuesta del cerebro al lenguaje familiar y al no familiar“, señaló Attila Andics, jefe del departamento de etología en la Universidad Eötvös Loránd en Budapest, Hungría.

“Esta es la primera especie no primate para la que pudimos mostrar la capacidad del lenguaje espontáneo, la primera vez que pudimos localizarlo y ver en qué parte del cerebro se produce esta combinación de dos idiomas“, dijo Andics.

Los directores del estudio encontraron que, al ser expuestos a este cambio de idiomas, su cerebro se iluminaba en una región completamente diferente: la corteza auditiva secundaria. Los perros más grandes detectaron mejor las diferencias entre los idiomas, por lo que la edad también ejercita esta capacidad.

Así que si llegas a casa y le dices hello! a tu querida mascota, puede que sepa que la estás saludando… pero en una lengua diferente. ¡Increíble!

Suscríbete aquí a nuestro newsletter semanal y recibe buenas noticias directamente en tu correo electrónico.

También lee: Salud mental en mascotas, ¿cómo detectar un problema emocional?