Cuatro formas de que tu baño sea zero waste

Cuatro formas de que tu baño sea zero waste

Tiempo de lectura: 3 mins.

Nuestro camino hacia una vida sin basura también pasa por el baño.

Si buscamos tener una vida sostenible, ser zero waste debe ser una prioridad para nosotros. Actos como reciclar, compostar nuestros residuos orgánicos o reducir el uso de plásticos son fundamentales en nuestro camino para una vida sin basura. Pero… ¿qué ocurre en el baño? Champús, cepillos de dientes, pasta dental, jabones… Todo tiene plástico y en la mayoría de las ocasiones, los productos son muy contaminantes. De esta forma, pareciera que la filosofía zero waste se vuelve casi imposible de aplicar a nuestro baño. No te preocupes, en Wokii hemos recopilado cinco consejos que te cambiarán la vida:

Fuera plásticos de tu baño

Es importantísimo que reduzcas el uso de plásticos en el baño. Para eso, elige siempre productos como los champús de barra o cepillos de dientes hechos de Bambú sostenible.

También puedes elegir reutilizar tus envases de plástico y rellenarlos. De esa manera, tu uso de plásticos también se verá reducido. Plataformas como Refillea te harán la vida mucho más fácil en este sentido.

No tengas productos de un solo uso

Hisopos de algodón, toallitas faciales, pads… el baño tiene demasiados objetos de un solo uso. Afortunadamente, ya son muchas las firmas que ofrecen estos mismos productos, pero en una versión reutilizable o compostable. Eso es ideal para un baño zero waste.

Textiles hechos de algodón orgánico certificado

Las toallas también son un imprescindible de nuestros baños. La recomendación se centra en que a partir de ahora (no tires lo que tengas, porque eso sería peor), cada vez que tengas que comprar toallas, selecciones siempre las que están fabricadas con algodón orgánico.

Tu piel no solo te lo agradecerá, todo el ecosistema también. Recuerda que el algodón orgánico está exento de químicos y plaguicidas que no hace ningún bien a nadie.

Zero waste en el baño: agua y energía

Cosas tan sencillas como cerrar el grifo mientras te lavas los dientes o incluir un filtro eco en tu ducha te ayudarán a ahorrar agua sin que te des cuenta.

Si, además, quieres ir un paso más allá puedes cambiar (cuando les llegue la hora) tus viejas bombillas por lámparas led. Pero lo que realmente hará una gran diferencia es el uso del bidé. Una costumbre poco habitual en México, pero muy común en Europa que te permitirá reducir también el uso de papel higiénico.

Sigue estos consejos para que tu baño sea zero waste y ayudes a que el planeta sobreviva.