Trucos infalibles para evitar la procrastinación
Evitar procrastinar

Trucos infalibles para evitar la procrastinación

Tiempo de lectura: 3 mins.

Si eres de los que se distrae con cualquier cosa a la hora de trabajar, entonces esta información es para ti.

A todos nos ha pasado. Estamos a punto de empezar una tarea que nos parece larga y tediosa, pero antes de concentrarnos al 100, entramos a nuestras redes sociales para observar qué hay de nuevo.

Después de varios minutos de navegar por la red, recordamos que estamos muy ocupados y empezamos las labores; pero 15 o 20 minutos después, nos levantamos de nuestro lugar, revisamos nuestro correo o llamamos a nuestros amigos por teléfono.

Sí, lo que estamos haciendo es procrastinar, es decir, aplazar lo que deberíamos hacer porque nos resulta muy difícil o aburrido. Cuando caemos en la procrastinación lo que estamos haciendo es evadir nuestras responsabilidades y, por consecuencia, que las tareas sean más cansadas y tardadas de lo que realmente son.

También lee: Cómo alcanzar la felicidad trabajando desde casa.

Si has notado que procrastinas mucho, no te preocupes, aquí te damos algunos tips para que puedas concentrarte.

Trabaja en bloques

Organiza todos tus pendientes y repártelos en bloques de 30 minutos, con descansos de 5 minutos. Por ejemplo, si necesitas entregar un reporte, trata de imaginar cuánto tiempo te llevará.

Si consideras que lo harás en 2 horas, divide el reporte en 4 etapas y comprométete en entregar un avance cada 30 minutos.

Empieza desde cero

Cada que termines una tarea o proyecto, cierra tu computadora. Esto te dará a darte un refresh mental y te hará sentir que apenas empezarás tus actividades.

Haz pausas

Es válido hacer una pausa entre cada tarea. Lo preferible es que al concluir una labor te levantes del escritorio y te tomes unos minutos; pero ojo, no más de 10 minutos.

También es muy importante que hagas pausas para comer e incluso para dar un paseo al aire libre que despeje totalmente tu cerebro.

Aléjate de las distracciones

Si eres de las personas que se distraen a la menor provocación, entonces necesitas alejarte de todo aquello que puede robarte el tiempo.

Por ejemplo, no abras ninguna red social en tu ordenador, incluido WhatsApp. Evita responder mails en cuanto te llegan y, si te es posible, no mantengas a la mano celulares, tablets u otros objetos que te puedan tentar.

Otros tipos de procrastinación

Aplazar nuestras actividades muchas veces no es por falta de concentración o porque preferimos estar en Facebook, también podemos perder tiempo gracias a nuestro entorno.

Por ejemplo, ese compañero que le encanta platicar mientras resuelves una tarea, las cansadas juntas que duran horas o bien, responder mensajes urgentes.

Ahora que sabes las técnicas para enfocarte en tus proyectos y terminarlos lo antes posible, aplícalos, verás como evitas la procrastinación.