Por qué Kim es más que una Kardashian

Por qué Kim es más que una Kardashian

Tiempo de lectura: 3 mins.

Kim Kardashian no es —al menos no todo el tiempo— la persona que creemos conocer a través de la televisión, hoy cumple 40 años y te contamos por qué es más que apariencias.

Kardashian ha pasado de ser un apellido para ser un adjetivo. Algo muy ostentoso, escandaloso o frívolo puede ser considerado “muy Kardashian”. Todo debido a la familia que lo ostenta y que se ha expuesto a sí misma en un reality show que les ha producido millones de dólares de ganancias. Pero Kim Kardashian, acaso la más y icónica del clan y quien hoy cumple 40 años, es más de lo que vemos en la televisión.

Se trata de una mujer real y sensible que hace un activismo silencioso inspirada en la carrera de su padre, el abogado Robert Kardashian, quien adquirió una celebridad polémica tras ser la defensa del futbolista y actor O. J. Simpson en uno de los juicios más intensos de los años 90.

Kim Kardashian decidió, en 2019, que tras años de vivir de exponerse ante las cámaras día y noche, debía estudiar leyes. Comenzó a hacerlo a los 38 años, recordándonos que nunca es tarde para aprender algo y buscar un nuevo rumbo. Pero la razón por la que lo hizo es la que más nos sorprende.

También lee: Altruista y comprometido con los mexicanos: las razones por las que amamos a Guillermo del Toro

Kim Kardashian cumple 40 años y sus acciones son más maduras que nunca

Sí, todo mundo recuerda cómo empezó su carrera mediática. Pero los escándalos de su juventud han quedado en el pasado. Hoy Kim Kardashian cumple 40 años, se ve fabulosa y conjuga su reality con sus labores como empresaria y su papel como madre. Pero también con sus estudios de derecho y con la conformación de un equipo de abogados que van tras causas injustas.

Liderado por su abogada personal, Brittany Barnet, este team legal ayuda a personas que no cometieron delitos graves (o de hecho ninguno), pero que recibieron condenas indebidamente largas. Por ejemplo, el caso de una mujer que cometió un delito de drogas sin violencia y que, si bien debía pagar su responsabilidad ciudadana, recibió una desproporcionada condena de cadena perpetua. Tras 20 años de cárcel, pudo ser liberada gracias a Kardashian y sus abogados.

En los primeros meses de 2019, Kim había logrado hacer lo mismo por 17 personas más con casos similares y su lucha contra las condenas injustas sigue. Se estima que, en los últimos 30 años, unas 4 mil personas han sido condenadas a cadenas perpetuas en Estados Unidos sin posibilidad de libertad condicional. Y casi todos son hombres de raza negra. Pero todo esto, Kim lo hace prácticamente en secreto, en las pocas horas en las que el mundo no la ve como “una Kardashian”.

No te pierdas: Hugh Jackman: más fuerte de lo que todos creen (y estas 10 frases lo demuestran)