“Hay cosas inesperadas que pueden descarrilar los sueños. Pero podemos controlar en qué nos enfocamos para hacerlos realidad”: Bill Gates

“Hay cosas inesperadas que pueden descarrilar los sueños. Pero podemos controlar en qué nos enfocamos para hacerlos realidad”: Bill Gates

Tiempo de lectura: 5 mins.

Bill Gates cumple 65 años, y a lo largo de su vida, nos ha dado lecciones de humildad, perseverancia y éxito. Te compartimos algunas.

Para lograr el éxito es necesario fracasar, no una, sino cinco, diez o cien veces. Lo que sea necesario. Eso sí, el camino puede ser duro, doloroso e incluso frustrante, pero quien tiene una meta clara, sabe que perseguirla tarde o temprano dará frutos. Bill Gates es una de esas personas que ha perseguido sus sueños, y nos ha dejado grandes lecciones en su trayectoria.

Hoy, el magnate, alguna vez el hombre más rico del mundo, cumple 65 años. Y vaya que nos ha dado de qué hablar. Cuando tenía solo 13 años de edad, comenzó a trabajar en su primera computadora. Destinó horas enteras sobre la máquina, fascinado por las posibilidades que, ante sus pies, se presentaban. En poco tiempo, aprendió a codificar por sí mismo y desarrolló un programa que permitía a la gente jugar al tic-tac-toe contra la computadora.

Y así pasó el tiempo, hasta que ingresó a la Universidad de Harvard. Sin embargo, el inteligente joven de 18 años abandonó los estudios para crear una empresa, llamada llamada “Micro-Soft” (Microcomputadora y software) con su amigo de mucho tiempo, Paul Allen. Y el resto es historia. Microsoft se convirtió en la empresa de software más grande del mundo. Su fortuna se calcula en 112 mil millones de dólares (2019) según la revista Forbes, hecho que le coloca como el segundo hombre más rico del mundo después de Jeff Bezos. Pero​ ¿qué lecciones aprendió Bill Gates en el camino? Te compartimos cinco.

Determina un objetivo y no te detengas ante nada para conseguirlo

En 2007, Bill Gates dijo durante una ceremonia de graduados de la Universidad de Harvard: “Determinen un objetivo, encuentren el enfoque de mayor apalancamiento, descubran la tecnología ideal para ese enfoque y, mientras tanto, hagan la aplicación más inteligente de la tecnología que ya tenemos … Lo fundamental es no dejar de pensar y trabajar nunca”.

Así, centrarnos en lo que realmente queremos y trabajar duro para conseguirlo es el camino, según el magnate, de encontrar la felicidad personal. Otra de las lecciones de Bill Gates es hacer sacrificios. “Nunca me tomé un día libre cuando tenía 20 años”, expresó alguna vez.

“Si no construyes tus sueños, alguien más te contratará para que construyas los suyos”.

—Bill Gates

Corre riesgos, aunque te dé miedo

Sentir temor ante una experiencia desconocida es normal. Paralizarnos por dicho miedo, no lo es. La gente valiente es la que logra alcanzar sus metas. Y el accionista lo supo cuando decidió dejar su carrera por desarrollar Microsoft.

Por supuesto, su familia y amigos lo señalaron, haciéndole creer que su proyecto jamás prosperaría. Sin embargo, Bill Gates asumió que esta era una de las primeras lecciones de su vida, y que tenía que correr el riesgo.

“Para ganar en grande, a veces hay que correr grandes riesgos”.

—Bill Gates

Piensa en la gente que necesita ayuda

Para Bill Gates, una de las mayores lecciones de vida es ayudar a los demás. Y la enseñanza la aprendió en un momento doloroso de su vida. Seis meses antes de que su mamá falleciera de cáncer de mama, le dejó las siguientes palabras: “De aquellos a quienes se les da mucho, se espera mucho”.

A partir de ahí, hizo la Fundación Bill y Melinda Gates. Junto con su esposa, también se asoció con el millonario Warren Buffet para crear The Giving Pledge, una campaña para convencer a los más ricos del mundo de que regalen la mayor parte de sus fortunas durante su vida.

Hoy día, Bill Gates destina gran parte de su tiempo —y de su fortuna— a apoyar causas que necesitan atención, desde la educación hasta el tratamiento de enfermedades. Incluso ha invertido gran cantidad de dinero para salvar los bosques tropicales.

“Hasta que eduquemos a todos los niños de una manera fantástica, hasta que se limpien todos los barrios marginales de la ciudad, no habrá escasez de cosas que hacer”.

—Bill Gates

Una de las lecciones más importantes de Bill Gates: no hay fracasos, sino intentos

“La vida que creas y diseñas para ti mismo se acumulará a partir de las decisiones que tomes con el tiempo. Claro, hay cosas inesperadas que pueden descarrilar los sueños. Pero podemos controlar dónde ponemos nuestro enfoque y si optamos por poner un sueño delante de otro”, ha dicho Bill Gates, y sin duda, es una de las lecciones más claras que nos ha dejado a sus 65 años de vida.

Cuando Gates tenía 15 años, él y su amigo Paul Allen comenzaron su primer negocio con un programa que rastreaba el tráfico de los coches en Seattle. La empresa fue un fracaso, pero eso no lo desmotivó a seguir experimentando.

¡Feliz cumpleaños, Bill Gates! Quedamos expectantes de nuevas lecciones que este empresario y altruista nos herede a la humanidad.

Te puede gustar: La regla del silencio que utiliza Jeff Bezos e incluso Steve Jobs la seguía.