Biden nombra a una doctora transgénero como la máxima autoridad de salud

Biden nombra a una doctora transgénero como la máxima autoridad de salud

Tiempo de lectura: 6 mins.

El nombramiento de Rachel Levine podría marcar un importante hito en la historia política de Estados Unidos, pero, sobre todo, en el sistema sanitario de este país.

Tal parece que el equipo de transición de Joe Biden, quien hoy tomará posesión como presidente de Estados Unidos, tiene una estrategia de selección objetiva precisa: la inclusión y el conocimiento por encima de todo. Esto lo confirmamos tras conocer la noticia de que una doctora transgénero podría formar parte de su gabinete.

Pero a pesar de que cada vez es más sobresaliente la presencia de mujeres transgénero en puestos claves dentro de la política, existe todavía un alto índice de discriminación alrededor del mundo hacia esta comunidad.

primera doctora transgénero en EU

Y desafortunadamente la segregación social provoca que las minorías busquen un círculo de pertenencia en el que sean aceptadas, escuchadas y, sobre todo, protegidas.

No obstante y gracias a distintas asociaciones, grupos de ayuda u ONG’s apoyadas por el gobierno federal, estos seres humanos han logrado tener voz. Y en el mejor de los casos, una posición determinante en la toma de decisiones para el rumbo de una sociedad.

La médica transgénero que mejorará el sistema de salud de Estados Unidos

Tal es el caso de lo que vemos actualmente en Estados Unidos con el nombramiento de Rachel Levine como subsecretaria adjunta de Salud. Quien al asumir el cargo se convertiría en la funcionaria federal de mayor rango abiertamente transgenéro en el país.

“Levine mostrará un liderazgo firme y una experiencia esencial para ayudar a la gente durante esta pandemia. Independientemente de dónde vivan, la raza, religión, orientación sexual, la identidad de género o discapacidad de cada persona. Ella atenderá las necesidades de salud pública en Estados Unidos en este momento decisivo», explicó Joe Biden, quien será investido el día de hoy.

La también profesora de Pediatría y Psiquiatría de la Facultad de Medicina de Penn State ha liderado la respuesta de Pensilvania en la pandemia contra el coronavirus. La doctora transgénero se graduó de la Universidad de Harvard y la Escuela de Medicina de la Universidad de Tulane, después de completar su residencia en Pediatría, en el Centro Médico Monte Sinaí.

Experiencia y visión: cualidades primordiales en el gabinete de Biden

En 1993, Levine fundó la división de medicina adolescente y la clínica para desórdenes alimenticios en el Centro Médico Penn State Hershey. Unos años después fue nombrada médica general del Estado.

Rachel creó además una reforma para permitir que oficiales llevaran consigo un medicamento que previene las sobredosis. Decisión con la que recibió un importante reconocimiento, al salvar más de mil vidas de personas con adicciones. Finalmente, en 2017 obtuvo el cargo de secretaria de Salud de Pensilvania.

De ser aprobada por el senado, Rachel Levine, la primera doctora transgénero en el gabinete de Biden, trabajaría con Xavier Becerra, nominado para dirigir el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos.

“Si hago bien mi trabajo como secretario de Salud y Servicios Humanos, nos aseguraremos que se abran muchas puertas para las personas que buscan garantizar que sus hijos tengan acceso a un buen cuidado de salud y bienestar”, confirmó en su cuenta de twitter, Becerra, quien proviene de padres migrantes mexicanos.

Personajes transgénero que mueven al mundo

Es un enorme logro. Un avance aplaudible para la humanidad. Una utopía con pinceladas de realidad. Más personas transgénero son elegidas no por su condición física y emocional, sino porque están calificadas para asumir 100% las responsabilidades que se les asignen. Sin embargo, las estadísticas no mienten: América Latina es la región del mundo en la que el odio a los transgénero se manifiesta de forma más brutal.

Laverne Cox en la serie Orange is the new black
Laverne Cox, actriz transgénero de la popular serie Orange is the new black

El 78% de los asesinatos a nivel mundial pertenecen a esta comunidad. Y de acuerdo con los datos más recientes del Observatorio de Personas Trans Asesinadas, en México se reportan entre 220 y 240 muertes al año. En Colombia, 105. Mientras que en Brasil, 802.  

Afortunadamente las buenas noticias siempre predominan como el nombramiento de la doctora transgénero Rachel Levine en Estados Unidos. Y aunque la lucha contra la discriminación continúa, hay otros ejemplos a seguir quienes a la palabra “rendirse” le combaten con paz, disciplina, inteligencia y orgullo.

Tamara Adrián, 62 años

Desde 2015 se desempeña como diputada de la Asamblea Nacional de Venezuela por el Movimiento de la Unidad Democrática. Se graduó de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB) y como doctora en derecho comercial por la Universidad Panthéon-Assas de París. Imparte clases de derecho en su alma máter y en la Universidad Metropolitana (Unimet).

«Como a todas, me tocó enfrentar la intolerancia y la exclusión por ese concepto cisnormativo con el que se pretende volver biológica la estructura de género», cuenta Tamara.

Ophelia Pastrana, 34 años

Ella es de origen colombiano, pero se mudó a México en 2011 y aquí fundó Kraken Comunicación, una empresa que ofrece servicios de estrategias digitales.

Estudió Física en la Universidad de los Andes y en la Florida Atlantic University. Y logró una maestría en Econometría en la Universidad de Sidney.

Nacida en una prominente familia de Colombia -su padre es primo del expresidente Andrés Pastrana y su abuelo materno fue Hisnardo Ardila, exalcalde de Bogotá-, dice que hasta los 28 años no supo que podía cambiar de género.

«Pasé de ser un niño millonario migrante a ser una mujer transgénero, y entré en una zona de discriminación», confiesa Pastrana.

Dania Gutiérrez, 47 años

Registrada en México como David Gutiérrez, Dania es doctora en Bioingeniería por la Universidad de Illinois, Chicago. Trabaja actualmente como investigadora en el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional (CINVESTAV), en el campus de Monterrey.

La exitosa científica tiene un posdoctorado en el Instituto de Investigaciones en Matemáticas Aplicadas y Sistemas, por la UNAM.

“Esto demuestra que la condición transgénero no impide que la persona tenga grandes cualidades”, confirma Dania.

Definitivamente no hay humanidad que evolucione sin apertura de pensamiento, y eso se tiene que celebrar.

También lee: ¿Quién dirigirá la batalla medioambiental durante el mandato de Joe Biden?