La gran Cabeza Chichimeca: la escultura en piedra que pocos conocen, pero de la que todos hablan

La gran Cabeza Chichimeca: la escultura en piedra que pocos conocen, pero de la que todos hablan

17 años tardó este escultor indígena en terminar la gran Cabeza Chichimeca, ubicada muy cerca de la ciudad de Aguascalientes, y con la que rinde homenaje a estos guerreros incansables de la historia mexicana.

Solo con un cincel y un mazo, el indígena oaxaqueño Juan Justo Zárate esculpió durante 17 años una gran Cabeza Chichimeca de 12 metros de altura, por 10 de ancho y 7 de profundidad. Esta majestuosa obra la conocen muy pocos y se ubica en México, en el kilómetro 33 de la carretera Aguascalientes-Calvillo.

La gran cabeza chichimeca: la escultura en piedra que pocos conocen, pero de la que todos hablan

La gran Cabeza Chichimeca que surgió de la tierra y a la que Juan Justo Zárate dio forma, tomó su inspiración de la Conquista de Tenochtitlan y la lucha de los indomables chichimecas, destacando en la escultura al héroe que lidereó la famosa batalla del Mixtón.

Ahora, gracias a las manos de Juan Justo y sus ayudantes, este héroe chichimeca es un vigilante de la flora y fauna que rodean la Sierra Fría y la Sierra del Laurel. Fuentes vitales de biodiversidad para el estado de Aguascalientes.

Aunque aún no se encuentra terminada (le falta un águila que emergerá de la parte derecha del rostro del indio) ya es un referente de la cultura de dicha ciudad. Por lo que es visitado en su mayoría por locales y algunos cuantos extranjeros.

Es importante resaltar que la gran Cabeza Chichimeca pesa 2 mil toneladas y es similar a las cabezas de los cuatro presidentes estadounidenses (George Washington, Thomas Jefferson, Theodore Roosevelt y Abraham Lincoln). Los cuales se ubican en el Monte Rushmore, en Estados Unidos.

Héroes chichimecas

¿Pero quiénes y qué características tenían estos héroes mexicanos de los que nos habla Juan Justo Zárate, a través de su obra escultórica?

  • Usaban el cabello hasta la cintura, suelto o trenzado.
  • Los guachichiles y guamares teñían su pelo de rojo, así como todo su cuerpo. Y eran los guerreros chichimecas más poderosos.
La gran cabeza chichimeca: la escultura en piedra que pocos conocen, pero de la que todos hablan
  • Usaban adornos como collares y aretes, y rendían culto a los gorriones.
  • Vivían en cavernas, agujeros o chozas de paja.
  • Eran grandes militares y estuvieron a punto de reconquistar parte de su territorio con la rebelión de Tenamaztle en Apozol, Zacatecas, en 1540.

Por esto y más, la gran Cabeza Chichimeca en Aguascalientes vale la pena que sea reconocida como un símbolo histórico de uno de los pueblos indígenas más destacados del México Prehispánico.

Suscríbete aquí a nuestro newsletter semanal y recibe buenas noticias directamente en tu correo electrónico.

También lee: Fotógrafo capta un extraño y fascinante pulpo con cabeza transparente