Aparece un ‘tiburón águila’ de hace 93 millones de años en México

Aparece un ‘tiburón águila’ de hace 93 millones de años en México

Tiempo de lectura: 3 mins.

Científicos han descubierto un tiburón águila con aletas de casi dos metros. Al parecer, comía plancton y se movía muy lento. Lo hallaron en México.

Es un hallazgo espectacular. Un pez gigante que parece un cruce entre tiburón y mantarraya, pero que simplemente es una especie de escualo de hace nada más y nada menos que 93 millones de años. Para que te hagas una idea, la época en que los dinosaurios campaban a sus anchas, también nadaban en el mar el tiburón águila.

Los científicos que han hallado sus restos dicen que posiblemente se trata de una especie de tiburón alado que se alimentaba de plancton. La especie, llamada científicamente como Aquilolamna milarcae ha recibido el sobrenombre de “tiburón águila”. Y fue encontrado en el noreste de México, en Vallecillo, un área muy conocida por sus fósiles bien conservados.

Aletas de casi dos metros

Lo que más destaca del animal y que ha dejado perplejos a los estudiosos es sus aletas pectorales tan largas que parecen alas. Según estiman, el ejemplar medía 1.65 metros de largo y sus aletas alcanzaban 1.9 metros.

Todo sobre este animal impactante está publicado en la revista Science. Los científicos explican en la publicación que es casi seguro que este gran pez nadaba a un ritmo muy lento y no cazaba para alimentarse. “Se podría hacer la analogía de un planeador… No estaba en absoluto adaptado para nadar rápido y seguir a la presa”, dijo Roman Vullo, autor principal del estudio del Centro Nacional de Investigación Científica (CNRS) y de la Universidad de Rennes, en Francia. Las características físicas también alude a una cabeza grande y a la ausencia de dientes. En este sentido, Vullo dijo que “era más bien un comedor de plancton que un depredador”.

Especie desconocida

El hallazgo del tiburón águila trae luz a la época de la que proviene. Hasta ahora, los científicos solo conocían una categoría de grandes comedores de plancton en el Cretácico, un grupo de grandes peces óseos conocidos como paquicórnidos. “Los tiburones águila fueron sustituidos poco a poco por las mantas y las rayas diablo, que se desarrollaron a principios del periodo terciario”, detalla Vullo en Science.

El tiburón águila es por tanto el segundo pez comedor de plancton descubierto de la última época en la que los dinosaurios aún habitaban la Tierra. Los Pachycormidae desaparecieron en el evento de extinción que siguió a la caída del meteorito Chicxulub hace 66 millones de años.

También te puede interesar: Change for the Better: la campaña para salvar al tiburón ballena