¡Alerta! Apenas es agosto y ya hemos agotado nuestro presupuesto ecológico anual

¡Alerta! Apenas es agosto y ya hemos agotado nuestro presupuesto ecológico anual

Pues sí, el día más crítico de la Tierra se adelantó tres semanas, y aunque no lo creas tenemos contados los recursos naturales año con año. Por negligencia ¡tenemos ya un déficit con nuestro planeta!

A diferencia del año pasado, la fecha del llamado “Earth Overshoot Day” (Día de la Deuda Ecológica) se adelantó de manera alarmante casi un mes. Es decir, que la humanidad ha consumido todos los recursos naturales que nuestro planeta es capaz de regenerar en un año.

La causa fue el confinamiento que sufrió la población mundial debido a la pandemia por Covid-19. El primer año de la crisis sanitaria redujo drásticamente la actividad mundial y dejó entrever que es posible vivir en un mundo más limpio y cambiar nuestro modelo de producción y consumo, por otro más respetuoso con nuestro entorno.

¿Qué propició este déficit?

De acuerdo con Global Footprint Network, la razón de que el pasado 29 de julio haya sido el día más crítico para el planeta y nos hayamos agotado nuestro presupuesto ecológico anual es el aumento del 6.6% en la huella de carbono con respecto del año pasado. Así como la disminución del 0.5% en la biocapacidad forestal mundial debido, en gran parte, a la deforestación en el Amazonas.

¿Qué es sobregiro ecológico?

Se entiende como “sobregiro ecológico” cuando la demanda de recursos y servicios naturales sobrepasa lo que el medio ambiente puede regenerar en un año. Es decir, la huella ecológica de un territorio frente a la biocapacidad de esa zona.

¿Cómo se calcula el Earth Overshoot Day?

Se divide la biocapacidad del planeta (la cantidad de recursos ecológicos que la Tierra puede generar ese año), entre la huella ecológica de la humanidad (la demanda que necesitamos los seres humanos para ese año). Y finalmente se multiplica por 365, el número de días en un año. Es así como llegamos a este día crítico.

Consejos para reducir la huella ecológica

  • Toma conciencia. Mentalízate de que toda acción que realizas tiene una consecuencia en el medio ambiente.
  • Considera si realmente necesitas lo que vas a comprar o si hay alternativas. El presupuesto ecológico debe estar en tu mente día con día.
  • Da la máxima vida a tus cosas. Repara lo que se haya dañado antes de tener que tirarlo.
  • Camina, pedalea, utiliza el transporte público, comparte el coche (si de plano es muy necesario usarlo).
  • No desperdicies.
  • Evita dejar los cargadores enchufados. Un aparato en stand-by consume un 6.6% de electricidad.

Los recursos naturales son de vital importancia ¡porque de ellos vivimos! Así como tienes destinado tu presupuesto para las compras del mes, piénsalo también en función del planeta.

Suscríbete aquí a nuestro newsletter semanal y recibe buenas noticias directamente en tu correo electrónico.

También lee: Atención, papás ecologistas: estos pañales están hechos de bambú