¿Adiós a la carne en China? El país asiático está a punto de retirarla de sus menús

¿Adiós a la carne en China? El país asiático está a punto de retirarla de sus menús

Tiempo de lectura: 5 mins.

China podría hacer historia al reemplazar en sus menús la carne por opciones veganas, a fin de reducir su huella de carbono.

China está a punto de cambiar al mundo. Entre sus planes a corto plazo está sustituir la carne de sus menús por proteínas vegetales. Y es que este país quiere disminuir la enorme huella de carbono que provoca la producción de carne. De esta forma, seguirá combatiendo el cambio climático.

El consumo de carne en China ha crecido significativamente en tan sólo unas décadas. En 1960, una persona consumía menos de 5 kg de carne al año. Hoy, una persona en China puede llegar a comer 63 kg de carne. China consume el 28% de la carne del mundo, incluida la mitad de toda la carne de cerdo.

Además, la ganadería genera entre el 20% y el 50% de todos los gases de efecto invernadero. Lo que la convierte en una de las industrias más dañinas para el medio ambiente.

Reducir a la mitad el sector de la agricultura animal de China podría resultar en una reducción de 1,000 millones de toneladas métricas de emisiones de CO2.

La decisión de China de retirar la carne de los menús de los restaurantes no sólo tiene un impacto positivo en el mundo. Al ser el país más poblado y uno de los que más carne consume, su reducción de huella de carbono sería benéfica para el resto del planeta.

China podría cambiar al mundo al retirar la carne de sus menús

Si un país puede asegurar que su población siga las reglas es China. El gobierno tiene la facultad de implementar las reglas económicas y de consumo necesarias para hacer que sus más de 1,400 millones de habitantes cambien de hábitos hacia uno más vegano.

Pero, más que obligar a las personas a dejar de consumir carne, el gobierno sabe que, hoy, a las nuevas generaciones les preocupa la crueldad animal. Así como el impacto de la industria alimentaria en el medio ambiente.

Por lo tanto, espera que sean estas nuevas generaciones las que impulsen el cambio de hábitos en el país, motivados, claro, por las campañas gubernamentales.

También lee: Gomitas de vino veganas, conoce a la empresa que lo hizo posible

El impacto de retirar la carne de los menús en China no sólo estaría en la reducción de emisiones, sino también en el consumo de agua y en la salud. Al evitar los contagios por patógenos que se encuentran típicamente en la carne y otros alimentos de origen animal.

También, reducir el consumo de carne en China podría ayudar a salvaguardar las selvas tropicales taladas, para el cultivo de alimentos de animales. Y proteger a las personas contra las enfermedades cardíacas, el cáncer y la diabetes, asociadas con el gran consumo de carne.

Una batalla ambiental, no económica

Aunque parezca ironía, parece que, por primera vez, el gobierno de China sabe que retirar la carne de los menús no es una decisión económica, sino ambiental.

El país se convertirá en el más contaminante a nivel mundial para 2060. Frente a la urgencia de cambiar esta situación, está dispuesto a sacrificar recursos para marcar su liderazgo, ahora en materia de sostenibilidad.

Ante la necesidad de crear un sistema alimentario más sostenible, han surgido compañías como OmniFoods. Esta es una de las líderes a nivel mundial en producción de proteínas de origen vegetal.

Asimismo, China está convenciendo a algunos inversionistas de retirar la carne de sus menús e incluir, en cambio, alternativas veganas a base de ingredientes vegetales.

Eliminarán la carne en los menús de china

Pero no sólo las empresas chinas están cambiando los menús de los restaurantes en ese país. También, ahora es posible encontrar desarrollos de comida vegana en cadenas estadounidenses como McDonald’s, Starbucks, 7Eleven y Taco Bell, que se utilizan para hacer desde ensaladas hasta sándwiches, hamburguesas y tacos.

También lee: Beyoncé dona 10,000 dólares a esta marca vegana

Exención de impuestos: uno de los principales beneficios para las empresas

China está dando estímulos fiscales a las empresas para cambiar la forma en que operan. Para sumar paneles solares, vehículos eléctricos y, por supuesto, que incluyan en sus menús más comida vegana que comida a base de carne.

Entre los beneficios que ofrece el gobierno chino están la exención de impuestos y el reparto de terrenos libres para fábricas. Siempre que en estas se desarrollen productos veganos como alternativa para los menús.

La apuesta del gobierno de China es ganar la batalla a los esfuerzos de empresas como Nestlé, Unilever y Cargill. Dichas compañías año con año duplican sus inversiones para desarrollar proteínas de origen vegetal.

Ahora, el siguiente paso será que China trabaje de la mano con otras de las naciones más poderosas (Estados Unidos, entre ellas) para generar políticas internacionales afines al proyecto de no carne en los menús.

¿Crees que podríamos ver, en el mediano o largo plazo, una alianza mundial para disminuir el consumo de carne? ¿Qué necesitaríamos para llegar a ese momento histórico?

También te recomendamos: Corea del Sur planea tener el parque de energía eólica más grande del mundo.