¿Quieres ser vegano? Te decimos cinco sustitutos de la carne que te ayudarán

¿Quieres ser vegano? Te decimos cinco sustitutos de la carne que te ayudarán

No siempre es fácil pasar de una dieta carnívora a una vegana. Te lo ponemos más fácil con cinco alimentos que no son carne pero que te encantarán.

Cuando eres carnívoro y piensas en una transición hacia el consumo de vegetales, siempre surgen las mismas dudas. ¿Qué sustitutos de la carne me pueden dar la sensación de saciedad y aporte de proteínas? Te ayudamos con estos ingredientes que te harán la vida más fácil si estás convencido de dar el paso a una nueva dieta en tu vida. Por el planeta y por tu salud. Entre otros lo recomienda el American Institute of Cancer Research.

Tofu, versátil y nutritivo

El tofu es una de las opciones para sustituir la carne cada vez más popular. No es un alimento nuevo. Es un alimento muy consumido en Asia desde hace siglos. Se hace a base de soya prensada y aporta mucha proteína. Además es bajo en calorías. Una de las cosas más atractivas es que es muy versátil. Se puede utilizar en sopas, ensaladas, asado con verduras, especiado. Hay de varias texturas y consistencias. Una taza de soya cocinada proporciona 20 gr de proteína, además de calcio, potasio, fósforo, hierro y magnesio.

Seitán, textura como la carne

Parece que en Asia hay mucha inspiración a la hora de adoptar ingredientes que funcionan bien en una dieta vegana equilibrada. Y el seitán es uno de los sustitutos de la carne que gana más adeptos. Igual que el tofu, también se ha cocinado en Asia durante milenios. Es una proteína que se extrae del trigo y que al paladar tiene una textura parecida a la carne. Además admite variedad de sazones.

Como es denso y compacto se puede cocinar en la parrilla, frito o como guiso. La única contraindicación es que tiene gluten y por tanto no es apto para personas celíacas. En este caso, una taza de seitán contiene 25 gramos de proteína. También es rico en hierro y calcio.

Tempeh, la alternativa al tocino

Para variar, otro alimento de Asia. Recomendamos el tempeh, típico de Indonesia. En este caso está hecho de soya fermentada. Se prepara de forma muy parecida al queso. Es un alimento de excelente digestión y tiene mucha fibra. Como el seitán tiene una consistencia que permite cocinarlo a la parrilla. Se le conoce mucho como carne vegetal y una taza aporta 20 gramos de proteína. Mucha gente lo utiliza como sustituto del tocino. También tiene potasio, hierro, calcio, fósforo y magnesio.

Quinoa, para los celíacos

La quinoa es una excelente alternativa no solo para los carnívoros que se pasan al veganismo, sino también para los alérgicos al gluten. Es parecido al arroz, aunque un grano más pequeño. Proporciona los nueve aminoácidos esenciales necesarios para satisfacer las necesidades de proteínas del cuerpo. Su sabor y textura es rica y a la hora de cocinarlo, es mucho más rápido que el arroz integral, que tarda mucho. También se usa en ensaladas, en caldos, en guisos o en platillos típicos que hacías con arroz y ahora serán de quinoa. Una taza equivale a 8 gramos de proteína. También es muy rico en fibra, calcio, carbohidratos, magnesio y potasio.

Lentejas, ideal para albóndigas y hamburguesas

Las lentejas son uno de los sustitutos de la carne más conocidos. Su capacidad de saciar es alta. Además son muy nutritivas y versátiles. En muchos platillos sustituye a la carne molida, como en albóndigas o hamburguesas. Además hay variedades de colores que también pueden alegrar tus platillos con sus tonos verdes, rojos, cafés o negros. Son baratas y puedes cocinar tantas recetas como seas capaz de imaginar. Una taza tiene 28 gramos de proteínas. Y por supuesto son ricas en hierro, potasio, calcio, fósforo y magnesio.

Suscríbete aquí a nuestro newsletter semanal y recibe buenas noticias directamente en tu correo electrónico.

También te puede interesar: El KitKat vegano llega para alegrarnos la vida