Sustancias que nunca debemos mezclar con cloro al desinfectar

Sustancias que nunca debemos mezclar con cloro al desinfectar

Tiempo de lectura: 2 mins.

Nuestra obsesión por la limpieza y desinfección en durante la pandemia, puede hacer que combinemos algunos líquidos perjudiciales para la salud.

La pandemia de coronavirus ha dejado en nosotros una clara obsesión por la limpieza: lavamos todo lo que entre a casa, desinfectamos con cloro todo lo que tocamos y al llegar a casa lavamos la ropa que traemos puesta y nos metemos a bañar.

Sí, todos esos nuevos rituales los realizamos con el fin de no contraer Covid-19, pero a veces se nos pasa la mano, ya que combinamos muchos químicos para desinfectar y que podrían dañar nuestra salud.

Por eso aquí te revelamos algunas sustancias que nunca debes mezclar con el cloro.

Alcohol

Si creías que era muy buena idea desinfectar las superficies con alcohol y después con cloro, debes tener mucho cuidado.

Esta combinación es tóxica y en realidad estás creando cloroformo, que al inhalarlo constantemente podrías desmayarte.

Lysol

Ya es común que en casa siempre haya un envase de cloro y uno de Lysol, pero ten mucho cuidado al combinarlos. Si juntas estas sustancias podría ser muy peligroso, ya que dañarías seriamente tus vías respiratorias.

También te puede interesar: Tres consejos para limpiar tu casa de manera más ecológica en la pandemia.

Detergente

Si creías que la combinación de detergente de trastes con cloro era la solución efectiva para terminar con las bacterias y los malos aromas, ¡cuidado! Esta combinación podría generar gases tóxicos, sobre todo si tu lavatrastes contiene amoniaco.

Vinagre

Si para desinfectar tu ropa o superficies confiabas en la acción del vinagre con el cloro, es mejor que lo dejes de hacer.

Cuando estas sustancias se combinan, el vinagre despide tóxicos que puede causar quemaduras químicas en ojos, nariz y pulmones.

Agua caliente

Mezclar el cloro con agua caliente puede generar el llamado gas cloro, que perjudica gravemente al sistema respiratorio, provoca tos, dolor en el pecho y hasta retención de agua en los pulmones.

Amoniaco

Combinar cloro con cualquier producto con amoniaco es muy peligroso, ya que en la mezcla estaríamos creando cloramina.

Este químico produce daños en los pulmones e hígado y en casos leves, se puede presentar dolor de cabeza y dificultad para respirar.

Si mezclas accidentalmente cualquiera de estos componentes, evita exponerlos a tus ojos y vías respiratorias y visita inmediatamente a tu médico.