5 secretos de las personas carismáticas al comunicarse

5 secretos de las personas carismáticas al comunicarse

¿Qué tiene él o ella que no tenga yo? Las personas carismáticas tienen sus secretos para generar empatía, confianza y éxito. ¿Posees alguno de ellos?

¿Qué hace que las personas sean carismáticas? ¿En qué radica su encanto? Muchos creen que es solamente en su seguridad. Sin embargo, hay otras razones que vuelven a una persona el centro de atención.

JLO, por ejemplo, no deja de detener al mundo cada que hace una aparición en público —y ahora más, que anda presumiendo su retomado romance con Ben Affleck—. Keanu Reeves es de las celebridades más queridas del espectáculo, incluso hay una cuenta de Twitter de «Keanu Doing Things» que recopila miles de likes diarios. Y así, la lista de personas carismáticas crece, despertando la intriga: ¿qué tienen ellos que nosotros no?

El escritor y experto en desarrollo personal Anxo Pérez señala en su libro Los 88 peldaños de la gente feliz que para ser una persona que atrae a los demás, debemos reconocer nuestra vulnerabilidad. «Del viento aprendí que los árboles rígidos son los más débiles», dice.

Además, el autor sugiere 5 claves para aumentar nuestro magnetismo, y así, convertirnos en personas carismáticas. Por la realidad es que si bien hay quienes nacen con cierto «ángel», todxs tenemos la capacidad de conquistar el mundo.

1. Dile adiós al sarcasmo

Sí, Chandler en «Friends» nos enteró que el sarcasmo es cool… pero ¡a qué costo! Este tipo de comentarios indirectos e hirientes pueden sonarte chistosos, pero en realidad lastiman a los demás al denotar enfado o queja.

Anxo Pérez cuenta: «Mi abuela solía decir: ‘Si vas a bromear sobre mí y tan incierto es decir que soy la mujer más fea de la tierra como la señora más bella del mundo, elige lo segundo’. Si es una broma, al menos que siente bien y no mal».

Aprender a elogiar a las personas, a ver el lado positivo de los demás y a decirlo de frente.

2. No eres mejor que nadie

Qué bien que reconozcas tus logros, pero caer en la megalomanía —creer que eres superior por tu posición social o económica— en realidad es un trastorno. ¡Ojo!

Si tienes el privilegio de tener una buena calidad de vida, presumirlo constantemente lastimará más tu imagen de lo que crees. En realidad, dejas ver tus inseguridades y pierdes la empatía con el entorno. Esto SIEMPRE cae mal y no corresponde a las personas carismáticas.

Lee también: 6 tips para despertar temprano y con más energía.

3. Deja de «cuchichear» de los demás

El chisme. ¡Ah! Qué delicia estar hablando de los demás. Es parte de nuestra naturaleza humana. De hecho, el famoso Yuval Noah Harari asegura en su libro «De animales a dioses» que justo el acto de chismear es lo que nos diferencia de las otras especies, y que existe desde hace ¡70,000 años! Cuando el homo sapiens descubrió el lenguaje.

No obstante, sentimos decirte que hablar de los demás no es de personas carismáticas. Criticar a alguien o juzgar sus acciones sin conocer los contextos habla más mal de ti que de esa persona.

Anxo Pérez propone que, en lugar de cuestionar, acusar o culpar a alguien, reflexionemos y demos siempre el beneficio de la duda. La discreción también es importante.

4. No hay verdades absolutas

A menos que seas matemáticx, las verdades absolutas no existen. Respetar a los demás por su manera de pensar, sentir o creer es parte importante de las personas carismáticas.

Cuando hables, es importante recalcar que estás hablando con base en tu experiencia, con frases como «en mi opinión», «yo pienso que…». Así evitarás caer en afirmaciones que dejen fuera a otros tipos de personas que tienen vivencias o creencias distintas a las tuyas.

Por ejemplo, puedes decir: «Creo que Paul McCartney es el mejor Beatle», pero no pelearte con otra persona que piense que Ringo rules.

5. El mundo no es blanco o negro para las personas carismáticas

Una escala de grises te espera allá afuera. No todo es bueno o malo, o como dice Fobia, «no todos son tan malos, no todo está mal, no todos son villanos queriéndote matar».

Utilizar palabras como ‘siempre, nunca’, u otras expresiones tajantes te hacen ver como un muro imposible de cruzar. La gente busca en las personas carismáticas expresiones como «tal vez», «probablemente». Esto da señal de empatía y no de autoritarismo. Así, el lenguaje se vuelve conciliador en lugar de necio; abres conversaciones en lugar de intimidar y cerrar diálogos.

¿Cuál de estas características al expresarte compartes con las personas carismáticas? Esperamos que más de una, y si no, ¡qué esperas! El éxito está en ti.

Suscríbete a nuestro newsletter semanal y recibe además buenas noticias directamente en tu correo electrónico. Da clic aquí.

También te gustará: 5 señales que el autoboicot está impidiendo tu felicidad.