Niños que comen frutas y verduras tienen mejor salud mental: estudio

Niños que comen frutas y verduras tienen mejor salud mental: estudio

La salud mental de los niños es un tema que nos compete a todos; de eso depende que su futuro sea más prometedor, y la alimentación es clave.

Dicen que una manzana al día mantiene alejado al médico, y también aplica para evitar problemas mentales. De acuerdo con un nuevo estudio, aquellos niños que consumen en su dieta muchas frutas y verduras cuentan con mayor salud mental.

Ok. Quizá suene como «En esta nueva edición de Plaza Sésamo», ¡pero tiene toda la lógica! Una nueva investigación de la Universidad de East Anglia (UEA) ha investigado la relación entre la ingesta de frutas y verduras, las opciones de desayuno y almuerzo y el bienestar mental en niños de Reino Unido.


El estudio, publicado por Science Daily, demostró que comer más frutas y verduras se relaciona con un mayor bienestar entre los alumnos de secundaria en particular. Y los niños que consumían cinco o más porciones de frutas y verduras al día tenían las puntuaciones más altas en salud mental.

«Si bien se comprenden bien los vínculos entre la nutrición y la salud física, hasta ahora no se sabía mucho sobre si la nutrición desempeña un papel en el bienestar emocional de los niños. Por lo tanto, nos propusimos a investigar la asociación entre las opciones dietéticas y el bienestar mental entre los escolares», dijo la profesora Ailsa Welch, de la Facultad de Medicina de Norwich de la UEA, directora del estudio.

La salud mental: un problema que también afecta a los niños

Tras la pandemia, la estabilidad emocional de los pequeños se ha vuelto aún más relevante. Según una encuesta realizada por Save The Children a más de 6,000 niños de distintos países de Europa, y Estados Unidos, uno de cada cuatro pequeños padece ansiedad por el confinamiento. Además, muchos de ellos padecerán trastornos psicológicos permanentes.  

«Las presiones de las redes sociales y la cultura escolar moderna se han promocionado como posibles razones para una prevalencia creciente de bajo bienestar mental en niños y jóvenes», señaló Welch.

«Hay un creciente reconocimiento de la importancia de la salud mental y el bienestar en la vida temprana, sobre todo porque los problemas de salud mental de los adolescentes a menudo persisten hasta la edad adulta, lo que conduce a resultados y logros peores en la vida», añadió.

De ahí que una alimentación balanceada, con los nutrientes suficientes para estimular el cerebro, sea vital en los más pequeños.

Desayuno completo: la clave del bienestar

El equipo de investigación estudió datos de casi 9.000 niños de 50 escuelas de Norfolk, extraídos de la Encuesta de salud y bienestar de niños y jóvenes de Norfolk.

Los niños que participaron informaron por sí mismos sobre sus elecciones dietéticas y participaron en pruebas de salud mental apropiadas para su edad; estas incluían alegría, relajación y buenas relaciones interpersonales.

El equipo tomó en cuenta otros factores que podrían tener un impacto en la salud mental, como las experiencias adversas de la infancia y las situaciones en el hogar.

«Descubrimos que comer bien estaba asociado con un mejor bienestar mental en los niños. Y que entre los niños de la escuela secundaria en particular, había un vínculo muy fuerte entre comer una dieta nutritiva, empaquetada con frutas y verduras, y tener un mejor bienestar mental», aseguró el Dr. Richard Hayhoe, también de la UEA.

Los niños que tomaron un desayuno tradicional experimentaron un mejor bienestar que aquellos que solo tomaron una bebida. Otra cosa interesante que hallaron fue que la nutrición tiene tanto o más impacto en el bienestar como factores tipo: presenciar discusiones regulares o violencia en el hogar.

El gran problema es que muchos de los niños se saltan alimentos completos como el desayuno y recurren a la comida chatarra por la falsa accesibilidad que estos parecen tener.

Entonces, depende de los padres y de las escuelas promover que las frutas y verduras se encuentren presentes durante todo el día en los niños (y de paso, en nuestros propios hábitos).

Suscríbete aquí a nuestro newsletter semanal y recibe buenas noticias directamente en tu correo electrónico.

También lee: 5 maneras de aumentar tu felicidad (probadas por la ciencia).