Salud y bienestar: hormonas que adelgazan, ¡sí leíste bien!

Salud y bienestar: hormonas que adelgazan, ¡sí leíste bien!

De acuerdo con nuestra experta Renata Herrera, hay hormonas que nos hacen mejorar nuestra alimentación, incluso que disminuyen el dolor. Sigue leyendo y entérate de más.

Es importante que sepas lo siguiente: en gran medida el sobrepeso y la obesidad son el resultado de un desbalance hormonal.

Somos una fábrica de hormonas

Estamos continuamente creando diferentes mezclas de hormonas que le van mandando instrucciones a las células del cuerpo.

Por ejemplo, con exceso de cortisol (hormona del estrés), nuestro cuerpo deja de quemar grasa, almacena todavía más grasa (la necesitemos o no), desacelera el metabolismo. Y varias cosas más que nos llevan a subir de peso ¡aún sin haber comido!

También te puede interesar: ¿Qué es el sobrepeso no calórico? 

¿Y con hormonas de la felicidad?

Te voy a platicar de 4 de estas maravillosas hormonas, que cuando están dando vueltas por nuestra sangre, literalmente nos llevan a bajar de peso. De esta manera podemos tomar buenas decisiones de alimentación. Efectivamente hay hormonas que adelgazan nuestros cuerpos.

  • Oxitocina. Se conoce como la hormona del amor.

Es la que producimos cuando estamos enamorados. Cientos de estudios ya demostraron que con niveles altos de oxitocina no se nos antojan ni los alimentos azucarados ni los grasos.

Asimismo, hay varios medicamentos para bajar de peso con oxitocina como principio activo. 

¡Literalmente esta hormona nos hace comer mejor!

  • Serotonina. Es la hormona del estado de ánimo.

Esta hormona, en sus niveles altos, literalmente te hace acumular menos grasa.

De esta hormona depende si las calorías que comes se queman o se almacenan como grasa.

También los niveles adecuados de serotonina te ayudan a producir niveles correctos de melatonina, que es la hormona del sueño. Dormir bien es indispensable para bajar de peso, y tiene un papel muy importante en acelerar la quema de calorías.

¡Adiós dolor!

  • Endorfina. Es la que conocemos como la hormona de la felicidad.

Esta hormona modula el hambre y es un analgésico natural.

Te quita el dolor. Y el dolor activa la respuesta al estrés que nos hace subir de peso.

El cuerpo reacciona igual con el dolor físico que con el dolor emocional. Cuando tenemos un problema emocional nos duele el alma, y eso hace que el cuerpo entre en el estado de lucha o de huir (estrés).

Si los niveles de endorfina son altos, el dolor realmente es menos intenso porque esta hormona no deja que te duela tanto. ¿Lo sabías?

En varios estudios se ha comprobado que la endorfina es tan eficaz como la morfina, para quitar el dolor.

De esta hormona depende el tener o no hambre, todo el tiempo.

  •  Dopamina. Es la hormona de la recompensa.

Tiene una relación directa con el tipo de alimentos que escogemos.

Cuando el nivel de Dopamina es alto, el cuerpo busca alimentos sanos. Por lo tanto, es una de las hormonas que nos adelgazan cuando está más presente.

La dopamina nos ayuda a comer mejor

Esto quiere decir que tus antojos no van a ser de dulces o de pasta, que son el tipo de antojos que tenemos cuando hay un exceso de cortisol o insulina (hormonas que suben con el estrés).

Con niveles altos de dopamina tus antojos van a ser de verduras, proteína y demás alimentos sanos.

¡La dopamina nos lleva a tomar buenas decisiones de alimentación!

Es la hormona que le dice NO a la comida chatarra.

Hay dietas para bajar de peso que se basan únicamente en subir el nivel de dopamina, lo malo es que siguen siendo dietas.

Por otro lado, la dopamina se usa como tratamiento contra la obesidad.

Finalmente, la mezcla hormonal más poderosa que nos lleva a bajar de peso, la producimos cuando sentimos amor por nosotros mismos.

Suscríbete aquí a nuestro newsletter semanal y recibe buenas noticias directamente en tu correo electrónico.

También lee: Dormir la siesta mejora tu salud y la productividad, revela estudio