5 pasos para lograr que tu baño sea aún más relajante

5 pasos para lograr que tu baño sea aún más relajante

Tiempo de lectura: 4 mins.

Tomar un baño siempre es reconfortante, pero ¿sabes cómo podrías lograr el baño más relajante? En Wokii te compartimos estos pasos para lograrlo.

Tomar un baño al final del día para olvidarnos de las preocupaciones diarias suele ser una gran idea. Algunos estudios han demostrado que el baño es efectivo para bajar los niveles de estrés y relajar tus músculos de una manera adecuada. Por eso, en Wokii te contamos cómo lograr el baño más relajante siguiendo estos sencillos e increíbles pasos.

Aunque no todo mundo piensa de la misma forma, una de las claves para lograr que tu baño sea más relajante es que lo conviertas en un hábito. Neil Morris, un renombrado psicólogo de la Universidad de Wolverhampton logró comprobar cómo casi 100 personas que se dieron un baño diaria durante dos semanas mejoraron su estado de ánimo y bajaron sus niveles de estrés.

Así que, para lograrlo deberás seguir al pie de la letra estos pasos, pues lograr un baño más relajante no consiste en solo meterse al agua sin más ni menos.

También te puede interesar: Cuatro formas de que tu baño sea zero waste.

Elige bien la hora de tu baño

Tal vez seas una persona que disfruta más los baños matutinos para despertar y sentirte fresco durante el día. Pero si estás buscando crear un habito que sea relajante, te recomendamos hacerlo por la noche para mejorar tu sueño y relajarte por completo.

Un baño o ducha tibia aumenta tu circulación sanguínea, lo que hará que tu cuerpo expulse calor y ayudará a que tu cuerpo enfríe de una forma correcta para relajarte como nunca.

Elige la temperatura correcta para que tu baño sea relajante

¡Ni tan frío, ni tan caliente! Un baño tibio es ideal para relajar tu cuerpo pues este rango tibio de temperatura mejorará tu calidad de sueño. Calentar más el agua podría hacer que la capa de grasa que protege tu piel corra peligro, pero tu cuerpo no se relajará si la temperatura es muy fría.

¿Aromaterapia? Puede ser muy útil en tu baño

El ambiente es algo crucial para tener un baño más relajante. Considera importante rodearte de sonidos, colores, aromas para que esto te ayude a tener un efecto relajante. Puedes agregar a la lista la música o aquellos sonidos que te puedan relajar; baja las luces o enciende algunas velas aromáticas para lograr el efecto relajante que estás buscando.

Mantén tu teléfono lejos del baño

¿Sabías que cada vez que tu teléfono suena o vibra, tu cerebro desata una pequeña carga de adrenalina para que estés alerta? Esto se debe a que respondemos rápidamente a nuestros dispositivos de una forma instintiva, esto hace que nos estresemos aunque estén apagados o incluso, guardados.

Si quieres hacer que tu baño sea más relajante, deja fuera de la ecuación a tu teléfono, puedes meditar en el baño, leer un libro o simplemente cerrar tus ojos.

Sales de baño… aliadas para un chapuzón relajante

Estos productos son relajantes musculares; te ayudarán incluso a aliviar algún dolor, inflamación o rigidez. Son desintoxicantes de la piel y hasta te ayudarán a mejorar la circulación. La mejor opción es buscar sales naturales para que actúen de forma efectiva y sean la mejor alternativa para aliviar el cansancio del día a día.

También lee: Hierbas y especias que te harán combatir la diabetes.