Tips para aprender a elegir alimentos seguros y ¡mejorar tu vida!

Tips para aprender a elegir alimentos seguros y ¡mejorar tu vida!

Algo que pareciera tan básico, tiene que ser tomado muy en serio: debemos saber elegir nuestros alimentos diarios. Por más simple que parezca, hay que asegurarnos de que todo eso que consumimos, que es la base para estar fuerte y sano, está debidamente certificado, cuidado, protegido. En pocas palabras: listo para consumir y que no tenga efectos contrarios al de nutrirte, como debe ser.

Todos los días vamos al súper, a la tiendita o a “n” número de lugares para proveernos de lo necesario para alimentarnos. La oferta para uno como consumidor es muy alta y variada, pero pocas veces nos hemos detenido a pensar en qué debemos fijarnos para realizar compras de alimentos seguros.

Alimentos no caducos y certificados

A veces, cuando le echamos ganitas, puede ser que revisemos la fecha de caducidad de aquellos productos que consumimos seguido. Pero después una especie de confianza “nos gana” y se nos olvida. Grave es darnos cuenta ya que nos lo comimos. O igual te ha pasado, la clásica de que alguien más te diga: “sí sirve, tienen un mes más de vida”. Pues ¡no! Queremos que de ahora en adelante pongas más atención a la hora de elegir tus alimentos. El no hacerlo adecuadamente te pone en cierto peligro y a la larga si te afecta más de lo que imaginas.

Ojos bien abiertos

Además de la fecha de caducidad de los alimentos, hay que ver más detalles. ¿Sabías por ejemplo que hay certificaciones alimentarias? Si, esas que como su nombre lo indica, te están asegurando que eso que te estas comiendo ha cumplido procesos y pruebas que lo hacen seguro. Ejemplo de: la HACCP accreditation, que es una norma internacional que certifica que esos alimentos son seguros, limpios y que al procesarlos se cumplieron altos estándares de calidad, higiene, resguardo y temporalidad.

También es importante los lugares donde compras tus alimentos. El sexto sentido puede ser un buen aliado, pero, no inventen, a veces con la pura finta puedes darte cuenta que ese lugar no es de fiar y venden productos o alimentos de dudosa procedencia. Bueno, debes elegir comprar tus alimentos en lugares seguros, que cumplan con las normas legales y de higiene necesarios para poder hacerlo. Esto garantizará tu salud y bienestar también.

El impacto en tu salud

Es bien importante poner en práctica los consejos que te hemos ido diciendo aquí más arriba. No solo se trata de seguridad de que tus alimentos son procedentes y certificados y son lo que deben ser (¿les suenan esos tacos de carne de animal que dicen que venden afuera del metro?). Además de todo esto, también es importante el por qué debemos saber si lo que llevamos a la mesa impactará positivamente en su salud y en la de nuestros seres queridos. Como dice la tía: “pónganse ching…”.

Aunque en honor a la verdad, la pandemia nos hizo más “responsables” a la hora de seleccionar nuestros alimentos. Simplemente, lo tuvimos que hacer nosotros mismos varios meses (bueno, los que guardamos encierro voluntario) y eso nos dio un valor más alto de seguridad de ellos. 

Pero “normalmente”, cuando eres de los que hace sus tres o cinco comidas al día en la calle, ¿cómo puedes estar seguro de que tus alimentos son seguros, cuidados y desinfectado adecuadamente? Es indispensable saber esta información que les permita discernir entre uno u otro producto, para reducir la posibilidad de contraer enfermedades como el Norovirus, Salmonela, Escherichia coli, Hepatitis A; por mencionar algunas.

Alimentos seguros en México

Además de las certificaciones mundiales como la que ya comentamos, en nuestro país los alimentos deben contar con el aval de ciertas autoridades oficiales. Este es uno de los puntos más importantes porque los certificados garantizan que las empresas están evaluadas y aceptadas por autoridades sanitarias de México, así como que sus procesos cumplen con las normas adecuadas para ofrecer un producto seguro. Los organismos que los otorgan son la COFEPRIS, SAGARPA y SENASICA.

Ya lo sabes, por favor, revisa de ahora en adelante, con más detalle y cuidado estos sencillos elementos. Tu salud y bienestar depende mucho de eso. No es cualquier cosa que los alimentos estén debidamente elegidos.

Suscríbete aquí a nuestro newsletter semanal y recibe buenas noticias directamente en tu correo electrónico.