4 formas muy sencillas de cultivar la gratitud

4 formas muy sencillas de cultivar la gratitud

Tiempo de lectura: 3 mins.

Aunque son momentos muy difíciles, hoy más que nunca necesitamos ser agradecidos por cada aspecto de nuestra vida.

2020 fue un año muy duro que nos puso a prueba por completo. Nos movió la seguridad económica, laboral y también nos privó, en muchos casos, de la salud. Sin embargo, aunque padecimos mucho, debemos mostrar agradecimiento por lo que tenemos y por las lecciones aprendidas.

Por eso, te revelamos cómo y por qué debemos ser más agradecidos en este 2021.

Inicia y termina tu día agradecido

Una buena forma de tener gratitud en nuestra vida y día a día es siendo consciente de lo que apreciamos y lo que queremos del día.

Esto también hay que hacerlo al final del día, así te darás cuenta de lo afortunado que eres.

Mira las pequeñas cosas

No sólo hay que agradecer las grandes cosas como tener salud o estar con nuestra familia; sino también por las pequeñas cosas.

Cada día debemos abrir bien los ojos y agradecer por lo que pasa a nuestro alrededor, por ejemplo, que no hubo tráfico o qué comiste tu postre favorito.

Escribe tus agradecimientos

Si crees que no basta con dar las gracias, puedes escribirlas en una libreta o diario.

Este ejercicio te hará consciente sobre tu día, tu fortuna y puede ser una gran guía para cuando te sientas decaído.

También te puede interesar: Descubre los beneficios de escribir a mano para tu mente

Agradece las experiencias

Al momento de agradecer no sólo hay que recordar los bienes materiales, la salud, la familia y el trabajo; también hay que agradecer momentos tan «insignificantes» como que tuviste el efectivo exacto para pagar tu café o que tu Internet no falló durante esa videollamada tan importante.

Beneficios de la gratitud

Un artículo publicado en la revista Psychological Science revela que ser agradecido es un gran ejercicio de paciencia y además mejora nuestra salud emocional.

También genera felicidad, ya que, como seguro imaginas no se puede ser una persona agradecida e infeliz.

Recordar lo que tenemos y lo afortunados que somos traerá inmediatamente felicidad a cada uno de nosotros. Y algo muy importante: la gratitud mejora nuestra relación con los demás.

La gran lección de la pandemia es ser agradecido, sobre todo si tenemos salud y estamos con nuestra familia.

También lee: 10 maneras de reducir el estrés sin salir de casa.