¿Qué es el despertar espiritual y cómo funciona?

Lectura 4 mins.
¿Qué es el despertar espiritual y cómo funciona?

Podríamos decir que el despertar espiritual es el segundo nacimiento que una persona recibe al dejar atrás prejuicios, vicios, inseguridades y frutraciones. ¿Te unes?

Las experiencias del despertar espiritual, ya sea gradual o repentino, intencionalmente inducido o espontáneo, típicamente evocan una sensación de profundo conocimiento interno, comprensión, “recuerdo” o “revelación” de la verdadera naturaleza de uno mismo. Así como experiencias de paz y ecuanimidad, dicha, éxtasis y vitalidad. Sentimientos de asombro, gratitud, reverencia, y de amor incondicional.

Estas experiencias profundas también pueden desencadenar una sensación de trascendencia del tiempo y el espacio. Así como un aumento de la sensibilidad física y mental a los estímulos internos y externos, incluida la sensibilidad al color, la luz, el tacto, los sonidos y los olores. En algunos casos, pueden estar acompañados de fuertes sensaciones físicas, como el despertar de la energía Kundalini, de la cual ya te hemos hablado en otras ocasiones.

¿Cómo saber si estoy despertando mi conciencia?

Por supuesto, hay que trabajar mucho la mente y la respiración, una vez hecho esto puedes lograr despertar tu conciencia. Aquí te damos 5 señales de que estás pasando por un despertar espiritual o estás a punto de embarcarte en uno:

  1. Te sientes desconectado o desapegado.
  2. Has reevaluado tus creencias.
  3. Tus sueños son más vívidos.
  4. Experimentas más ‘déjà vus’.
  5. Tus relaciones comienzan a cambiar y no están en sintonía con tu manera de pensar.

¿Qué pasa después del despertar espiritual?

Comienzas a eliminar ciertas cosas de tu vida (hábitos, relaciones, viejos sistemas de creencias) e invitas a cosas nuevas y más enriquecedoras. Puedes sentir que falta algo, pero aún no lo has descubierto. Durante esta fase es común sentirse perdido, confundido y deprimido, pero al pasar a la siguiente etapa sentirás que tu alma se está recalibrando, eliminando todos los aspectos del ego.

Después estarás listo para comenzar a crear una nueva y mejorada vida llamada “despierta”. Finalmente, comenzarás a probar cosas y a explorar. Es decir, comenzarás a diversificarte, probando diferentes pasatiempos, religiones o relaciones. Mientras descubres qué encaja verdaderamente con tu espíritu.

¿Cuáles son las etapas del despertar espiritual?

  1. DESILUSIÓN: Es la primera etapa del despertar espiritual, cuando nos sentimos insatisfechos con las formas falsas y egoístas del mundo.
  2. RENUNCIA: Nos alejamos de las cosas que nos hacen infelices y nos quedamos solo con las que realmente mejoran nuestra vida.
  3. DESPERTAR ESPIRITUAL INICIAL: Llega la iluminación. A veces frente a un gran peligro, otras veces de manera ordenada, en respuesta al trabajo duro.
  4. PRACTICAR EL DESPERTAR ESPIRITUAL: No basta con despertar, uno debe practicarlo. Cada momento es una oportunidad para fortalecer el espíritu.
  5. CRISTALIZACIÓN: Si diariamente se fortalece la conciencia, la iluminación permanecerá intacta. Y si somos sabios, lo puliremos constantemente y lo usaremos como el lente a través del cual buscamos la verdad.

Todas estas características te ayudarán no solo a encontrar la paz interior, sino que entenderás por qué actúas o reacciones de ciertas formas que no te hubiera gustado. El despertar espiritual es, sobre todo, el camino puro hacia la reconstrucción de nuestra alma para estar en sincronía con el mundo que nos rodea.

Libros recomendados para adentrarte en el despertar espiritual

Muchas vidas, muchos maestros, de Brian Weiss.

¿Qué es el despertar espiritual y cómo funciona? - 410wuyujovl-sx342-sy445-ql70-ml2

La voz de tu alma, de Laín García Calvo

¿Qué es el despertar espiritual y cómo funciona? - 71vutl0bq0l-909x1280

El secreto, de Rhonda Byrne

¿Qué es el despertar espiritual y cómo funciona? - 51evkazyzfl-sx376-bo1204203200

Suscríbete aquí a nuestro newsletter semanal y recibe buenas noticias directamente en tu correo electrónico

También lee: 3 señales de que tienes demasiadas expectativas sobre ti mismo