Hennessy se asocia con Neoline para el uso de transporte sostenible de sus productos

Hennessy se asocia con Neoline para el uso de transporte sostenible de sus productos

Tiempo de lectura: 3 mins.

Hennessy se asocia con el armador naviero Neoline para reducir su impacto ambiental en la transportación de sus productos a través del mar.

La empresa de bebidas espirituosas Hennessy une esfuerzos con la armadora francesa Neoline para reducir el impacto ambiental del transporte de su mercancía. La idea es usar sus buques de carga ecológicos en el trayecto que recorren sus productos de Francia a Estados Unidos.

Buques de carga con energía eólica

Hennessy mueve el 90% de sus envíos por mar, por eso el acuerdo con Neoline es clave. El compromiso es el siguiente: cada año se transportarán cuatro millones de botellas en contenedores en buques de carga de vela, entre Montoir de Bretagne (Francia) y Baltimore (Estados Unidos).

Estas embarcaciones son impulsadas principalmente por energía eólica limpia y renovable. Los buques de carga, de 136 metros cada uno, están equipados con 4200 m² de velas. Este modelo operativo desarrollado por Neoline permitirá disminuir del 90% de la huella de carbono en las rutas marítimas transatlánticas.


Este nuevo medio de transporte complementa a los ya utilizados por la compañía de bebidas. «Los envíos marítimos siempre han sido un factor determinante en el desarrollo de Hennessy. Queremos asegurar la sostenibilidad de nuestro negocio en todos los niveles, desde la vid hasta la copa», menciona Laurent Boillot, presidente de Jas Hennessy & Co.

Reducir emisiones de CO2

«Las soluciones innovadoras y respetuosas con el planeta desarrolladas por Neoline resuenan con el ADN de Hennessy y nos permitirán reducir significativamente nuestras emisiones atmosféricas y nuestro trabajo para proteger la biodiversidad», concluye Boillot.

Laurent Boillot, presidente de Jas Hennessy & Co.

Hennessy y Neoline comparten esfuerzos para el lanzamiento de su línea piloto transatlántica que está programada para estar operando en 2023, con un barco que saldrá mensualmente. El servicio de envío desarrollado por Neoline es una combinación innovadora de rendimiento económico y ecológico.

Con el viento a favor

Estos buques serán manejados por tripulaciones especiales que navegan veleros que se benefician de los avances tecnológicos (particularmente en rutas meteorológicas) a una velocidad comercial de 11 nudos. Esto permite un servicio único, competitivo y sostenible, que encaja en la realidad actual de las cadenas logísticas.

NEOLINE : Shipping in the wind...

«Estamos muy orgullosos de que Hennessy haya elegido nuestra solución de envío ecológica para fortalecer su enfoque de reducción de impacto ambiental. La participación de Hennessy en la línea piloto representa un primer paso importante en nuestra colaboración que se extenderá al futuro del mercado transatlántico», afirma Jean Zanutini, presidente de Neoline.

hennessy y neoline
Jean Zanutini, presidente de Neoline y Laurent Boillot, presidente de Jas Hennessy & Co.

Neoline ha defendido nuevos métodos de propulsión como respuesta a los desafíos climáticos globales. Su objetivo es convertirse en el primer armador orientado hacia la sustentabilidad energética, confiando principalmente en propulsión de vela.

Un avance más en el que industrias controvertidas impulsan la protección del medio ambiente y su biodiversidad. ¡Bravo!

También te puede interesar: Miles de tortugas en peligro de extinción nacen en Sonora gracias al confinamiento