10 pasos con un solo propósito: tu bienestar financiero

10 pasos con un solo propósito: tu bienestar financiero

Tiempo de lectura: 3 mins.

Te contamos todo lo que debes saber para tener unas cuentas saneadas.

A grandes rasgos, se entiende por bienestar financiero la capacidad que tiene una persona de enfrentar sin mayor problema sus gastos diarios. El secreto aquí es dejar de preocuparse por el dinero, y ocuparse de todo aquello que nos da una estabilidad financiera.

En Wokii llevamos tiempo hablando de la necesidad de que tus finanzas personales estén saneadas y hoy hemos querido resumir en 10 pasos todo lo que debes hacer para lograr el tan deseado bienestar financiero.

  1. Haz un presupuesto mensual. Si no tienes visibilidad de lo que ganas y lo que gastas al mes no sabrás ni por donde empezar. Pon remedio a esta situación y encamina tus finanzas.
  2. Elimina los gastos hormiga. Sí, esos pequeños gastos constantes no te permiten ahorrar y, por tanto, te pueden llevar a la ruina.
  3. Deja de comprar cosas que no necesitas. En su momento te hablamos del tan temido efecto Diderot. Ahora que ya lo conoces y no le temes, puedes hacerle frente y optimizar así tus gastos.
  4. Consume de manera responsable y ahorra. Los japoneses son los reyes en esto y para ello utilizan un método de ahorro llamado Kakebo. Si lo sigues al pie de la letra podrás ahorrar hasta un 35% de tu sueldo.
  5. Obtén dinero extra. Si no te alcanza y no puedes ahorrar más de lo que ya ahorras debido a tus gastos, es tiempo de ser creativo y buscar ganar más dinero con cosas que se nos dan bien.
  6. Logra tus metas con inteligencia. Es normal que quieras una casa o necesites un coche para mejorar tu trabajo. Por eso, lo mejor es que sepas en qué se fijan los bancos para concederte o no un crédito.
  7. Repetimos: no compres eso porque no lo vale. Por mucho que ahora quieras esa bolsa o esos tenis de marca carísimos, la psicología nos enseña que es una cuestión de tiempo el que dejes de desearlos una vez que sean tuyos.
  8. Da igual lo joven que seas. Tus finanzas son tuyas y te acompañarán durante toda tu vida. Lo mejor es que las atiendas cuanto antes ya que ciertas atenciones te reportarán grandes ganancias a futuro. Y sí, hablamos de tu retiro.
  9. Reflexiona y medita siempre que quieras hacer una compra grande. Una casa, un coche… no son cosas que debas decidir en una hora. El autocontrol es muy importante a la hora de tomar una buena decisión financiera.
  10. Si puedes, dona. Es muy importante que también compartas lo que tienes ya que Rico McPato se murió de infelicidad. destinar un porcentaje a causas en las que creas también es una buena inversión no solo en los demás, también en ti.