Todo lo que debes saber para hacer tu presupuesto mensual y lograr tus metas

Todo lo que debes saber para hacer tu presupuesto mensual y lograr tus metas

Tiempo de lectura: 3 mins.

Gracias a esta herramienta podrás conocer mejor tu situación financiera.

En Wokii queremos que tus finanzas personales mejoren, pero eso no será posible si no cuentas con un buen presupuesto mensual. Gracias a esta infalible herramienta, podrás conocer mejor tus gastos y tus ingresos, pero sobre todo, te dará visibilidad en cuanto a en qué y cuánto gastas.

Para empezar con el pie derecho tu presupuesto mensual, lo primero que debes tener en cuenta son tus gastos fijos. Sí, aquellos que semana con semana o mes con mes vas a tener siempre. Por ejemplo, el alquiler, la hipoteca, la mensualidad del gimnasio, internet, las colegiaturas de los niños… Todos ellos son gastos fijos a los que de manera constante deberás hacer frente.

Después de los gastos fijos, todo presupuesto que se precie debe contar con los gastos variables. Como su nombre lo indica, estos van variando depende de la época o la necesidad. Pueden ser los gastos en ropa, pero también la compra de regalos por Navidad.

Con esas dos variables, ya cuentas con todas las herramientas para hacer tu presupuesto de manera sencilla. Si quieres ir un paso más allá, deberás incluir también los gastos discrecionales. Que son todos aquellos que pudiste haber evitado como una salida en la que decidiste invitar a más de una ronda.

Tampoco te olvides de anotar los gastos que suceden religiosamente una vez al año, como es el caso del pago del seguro del auto o tu seguro médico de gastos mayores.

Y aunque nos hemos centrado en los gastos, tu presupuesto debe tener también todos tus ingresos. Ya sea por salario, renta de una casa, servicios por honorarios, regalías… Todo debe estar registrado.

¿Qué hago con mi presupuesto mensual?

Ahora que ya has anotado todo, solo te queda sumar la partida de gastos y la partida de ingresos para después restar ambos resultados. Si tienes remanente, estás de suerte, porque ese es tu ahorro.

Ahora imaginemos que llega una crisis. Tu presupuesto también te dará visibilidad a la hora de necesitar recortar gastos y dejar solo los indispensables.

Pero si lo tuyo no son las hojas de Excel, no te preocupes. En internet hay numerosas calculadoras de presupuesto que te ayudarán en tu estabilidad financiera como la que ofrece EDUCA, el portal de educación financiera.