Xiye Bastida, una voz latina contra la crisis climática
Xiye durante una protesta en septiembre de 2019. Foto: Felix Kunze.

Xiye Bastida, una voz latina contra la crisis climática

Tiempo de lectura: 3 mins.

Xiye Bastida nació en el Estado de México, vive en Nueva York y es una potente activista. Una voz latina que lucha contra la crisis climática.

Todos conocemos a Greta Thunberg. Su activismo y sus implacables discursos dirigidos a líderes mundiales para detener la crisis climática, nos han impactado a todos. Por lo que es bueno saber que sus preocupaciones han hecho eco en más mujeres de su generación. Xiye Bastida es uno de esos casos, una voz latina contra la crisis climática.

Nacida en San Pedro Tultepec, en el Estado de México, tiene sangre y tradiciones del pueblo olmeca-tolteca por parte de su padre y descendencia europea de su madre chilena. Además de tener las dos nacionalidades de sus padres, Xiye vive en Manhattan desde 2015, por lo que es una ciudadana del mundo. Pero más que eso, Xiye representa a la perfección a la Generación Z. Es una mujer jovencísima que no ha dudado en hacer escuchar su voz. Sus orígenes multiculturales la hacen más empática y sensible a las problemáticas globales y ha sido una estudiante ejemplar.

Tras dejar su casa en el Estado de México debido a una inundación devastadora, decidió luchar en contra de la crisis climática y hoy es parte del comité administrativo de People’s Climate Movement y miembro de Sunrise Movement y Extinction Rebellion. Además, es una de las organizadoras principales de los Fridays for the Future en la ciudad de Nueva York.

Xiye Bastida y la importancia de contar con una voz latina en la crisis climática

Además de su activismo en pro de resolver la crisis climática, la de Xiye Bastida es una voz que representa a la comunidad latina. Y, de un modo más particular, a la comunidad indígena, invisibilizada por décadas. La han llegado a llamar “la Greta Thunberg de América”.

Nada más reduccionista. Por supuesto estas adolescentes se han inspirado y se han hecho fuertes la una a la otra, pero se trata de sororidad y no de una imitación burda como ese apodo hace parecer. Xiye lo expresó así en un post que publicó en el blog de The Elders: “llamarme ‘la Greta Thunberg de Estados Unidos’ desacredita mis experiencias, mis luchas, mi inspiración y mi historia. Pero de manera más crítica, minimiza los años de resiliencia que todos los activistas de color han soportado”.

Por supuesto, Xiye admira a Greta y habla de los diferentes retos que enfrentan ambas, tanto a nivel cultural como personal y de salud. “No puedo comparar a mis sufrimientos con los suyos. No tengo Asperger, no he estado enferma durante largos periodos de duelo debido a la crisis climática [en referencia a los episodios depresivos que ha pasado Thunberg], y no me enfrento a la misma magnitud de escrutinio y crítica”, dice Xiye, recordando la importancia de comprender los contextos. Síguela en redes y apoya la causa. Y recuerda: ella es Xiye Bastida, es indígena y es mexicana. Tiene 18 años.

También lee: Greta Thunberg donará premio de un millón de euros.