Estos son los países en donde ya se prohíben las corridas de toros, ¡y olé!

Lectura 3 mins.
Estos son los países en donde ya se prohíben las corridas de toros, ¡y olé!

Para unos es tradición de culto; para otros, un sufrimiento absurdo. Sea cual sea tu bando, muchos países ya prohíben las corridas de toros.

La cifra es cruda pero real: cada año mueren aproximadamente 250 mil toros en las corridas, por lo que ya están prohibidas en muchos países. En el caso de Costa Rica ya se prohíbe matar al toro y, actualmente, existe un debate sobre la abolición completa de la fiesta brava.

Otro país de Latinoamérica en donde prohíben las corridas de toros es Nicaragua, que ya sanciona cualquier tipo de maltrato al animal. Aunque sí se celebran eventos taurinos, siempre y cuando garanticen que el toro no sufrirá daños.

En Panamá se eliminaron las ‘lidias’ de toro, ya sean de estilo español o portugués. Mientras que la muerte de los toros se abolió desde 2011.

Latinoamérica lidera los países que prohíben las corridas de toros

Uruguay es un país en el que la tauromaquia quedó prohibida en su totalidad desde 1912. Al igual que en Argentina, que tiene vetadas las corridas de toros desde el año 1899.

Aunque son legales en España, algunas ciudades como Calonge, Tossa de Mar, Vilamacolum y La Vajol, han prohibido la práctica de las corridas de toros. Pero siguen haciendo eventos taurinos sin dañar al animal.

México daría un gran paso si se suma a la lista

Canadá, Cuba, Dinamarca, Italia y el Reino Unido, también han optado por eliminar la fiesta brava y se siguen sumando países a una lucha por la defensa de estos animales. México está aún lejos de hacerlo, pero ya se puso sobre la mesa legislativa el año pasado. ¡Eso es un gran avance!

Estos son los países en donde ya se prohíben las corridas de toros, ¡y olé! - 58913056-101

¡No al sufrimiento de los toros!

Y es que entre los principales argumentos para eliminar la fiesta brava está el sufrimiento del toro no sólo durante el evento, sino que previo a la entrada al ruedo, ya que también sufre de estrés en el transporte y del marcaje.

Además, en el primer acto de la corrida, los ayudantes del torero provocan al animal con grandes capotes de colores y son perforados en el cuello por los picadores. Todo esto, antes de que comience el”verdadero enfrentamiento” contra el matador. ¡Y no es por nada justo!

¿Tú qué opinas?

Suscríbete aquí a nuestro newsletter semanal y recibe buenas noticias directamente en tu correo electrónico.

También lee: Tener perros evita el riesgo de muerte prematura en humanos: estudio