Slow Spa, un espacio orgánico y vegano

Slow Spa, un espacio orgánico y vegano

Tiempo de lectura: 3 mins.

Slow Spa es un espacio orgánico y vegano que te ofrece bienestar y cuidado personal basándose en el movimiento slow y en el concepto slow beauty.

Slow Spa es un espacio orgánico y vegano dedicado al bienestar y cuidado personal. Este lugar se basa en el movimiento slow, el cual promueve contrarrestar los efectos negativos del ajetreo que vivimos día a día. Además, se guían bajo el concepto slow beauty, un tipo de cuidado en el que la belleza se encuentra en armonía con el lapso del tiempo.

Conocido como el primer spa orgánico y vegano de Barcelona, Slow Spa te ofrece una experiencia única bajo una atmósfera exótica y elegante, inspirada en los centros wellness de lujo del sudeste asiático. Gracias a su servicio exclusivo y personalizado, encontrarás la tranquilidad necesaria para ordenar tus pensamientos.

Slow Spa se guía bajo el concepto “slow”


Para complementar el jacuzzi y el masaje corporal, Slow Spa también brinda una experiencia gastronómica en Roots & Rolls. Dicho restaurante está situado a unos metros del spa y cuenta con un menú vegano que fusiona la cocina asiática y japonesa. El platillo emblema es el sushi a base de plantas.

En Slow Spa encontrarás dos paquetes para disfrutar de sus servicios. En el primero, llamado Spa & Food Experience, se incluye jacuzzi y masaje corporal por 30 minutos, con una degustación de cava, infusión o té orgánico y fruta fresca.

Slow Spa, un espacio orgánico y vegano dedicado a tu bienestar

También podrás experimentar un menú de seis platos: kimchi casero, palomitas de coliflor, gyozas rellenas de sésamo, tofu y champiñones, tres unidades de sushi, kari coco o ramen miso, y trufas de chocolate. Además de vino, cava, cerveza o refresco.

Faciales, tratamientos corporales y yoga son algunos de los servicios que ofrece Slow Spa


El segundo paquete lleva por nombre Spa & Food Premium e incluye jacuzzi por 30 minutos y masaje corporal por 50 minutos, con sus respectivas degustaciones de cava, infusión o té orgánico y fruta fresca.

Slow Spa es el primer spa orgánico y vegano de Barcelona


En cuanto al menú, se compone de ocho platos: kimchi casero, cacahuates de wasabi y azúcar de coco; palomitas de coliflor, gyozas rellenas de sésamo, tofu y champiñones; ensalada de algas wakame, nueve unidades de sushi, kari coco o ramen miso y, finalmente, brownie con aguacate y helado de coco. También incluye vino, cava, cerveza o refresco.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Plan V Café, una gran opción vegana