El bello legado de Kenzo Takada
Foto: K-3

El bello legado de Kenzo Takada

Tiempo de lectura: 3 mins.

El diseñador japonés Kenzo Takada fallece por complicaciones de COVID-19, pero su legado en la moda permanecerá vivo siempre.

Hoy, una noticia triste se suma a este año complicado. El diseñador japonés Kenzo Takada falleció en París por complicaciones de COVID-19. Tenía 81 años. Y 50 de brillante trayectoria en el mundo de la moda. Kenzo, nacido en Osaka en 1939, llegó a Francia en 1965 decidido a hacer de su pasión una carrera. Y es que desde muy joven mostró un profundo interés por la moda y un gran talento para el dibujo, por lo que sus primeros años en París se dedicó a vender sus bocetos.

Foto: Kenzo

Kenzo es el primer diseñador japonés que se obtuvo un lugar prominente en la competitiva escena parisina. Abrió camino para muchos de sus compatriotas y amplió la visión del mundo de la moda que se limitaba a las visiones de Europa Occidental. Kenzo llevó consigo la sensibilidad de la elegancia japonesa, la delicadeza, la simplicidad y la poesía que caracterizan la estética y los valores de su cultura. Vemos cómo aplicó todo a sus prendas, a sus textiles y, en particular, a sus fragancias, que se han convertido en best-sellers mundiales.

También lee: Rihanna demuestra que la lencería puede ser sexy para todos los colores y tipos de cuerpo

Decirle adiós al diseñador japonés Kenzo Takada en tiempos del COVID-19

Ante la imposibilidad de los rituales típicos como este, el adiós a este grande de la moda tendrá que ver, sobre todo, con homenajes virtuales. El diseñador japonés Kenzo Takada, fue diagnosticado con COVID-19 hace pocos días y permaneció internado en el Hospital Americano de Neuilly-sur-Seine. La noticia de su muerte la dio su equipo de K-3, su firma de textiles. Bernard Arnault, CEO de LVMH —consorcio que adquirió la marca de Kenzo en 1993— asegura que “desde los años 70, Kenzo dio a la moda un tono de ligereza poética y dulce libertad que ha inspirado a muchos diseñadores después de él”. Sylvie Colin, CEO de la casa que el diseñador fundó en 1970, mencionó que “su optimismo, entusiasmo por la vida y generosidad, continuarán siendo los pilares de la firma”.

Hace un par de años, el colectivo artístico argentino 1985, realizó un retrato de Kenzo Tekada a través de sus manos. Mismas con las que Kenzo hizo más de 8 mil vestidos a lo largo de 50 años de trayectoria; las primeras veces, con retazos de tela que encontraba en los mercados de pulgas. Estas son las manos con las que un hombre construyó su destino y a través de ellas podemos ver su amor por la armonía, por la poesía y por el buen humor.

Gracias por todo, Kenzo.

No te pierdas: Cinco lecciones que nos deja Quino con Mafalda y sus amigos