Verano a la Saint Laurent

Verano a la Saint Laurent

Tiempo de lectura: 2 mins.

Un toque dark y divertido para comenzar a despedirse de las tardes de sol. Así son los accesorios de verano de Saint Laurent.

Tenerlos de manera literal o como inspiración. Cada quién lo decide. Pero estos accesorios de verano de Saint Laurent, sin duda son un referente para las tardes de alberca o de “Acapulco en la azotea” a todo lujo. La tendencia dark de Saint Laurent establecida por Hedi Slimane y continuada con éxito por Anthony Vaccarello, nos fascinan por su decadencia y elegancia. Se antojan elementos perfectos que los vampiros de Only Lovers Left Alive usarían si pudieran salirse a broncear.

Empezamos por la tornamesa. Joya de edición limitada para la que la maison convocó a Pierre Riffaud, famoso productor de estos artefactos. Se trata de una torna armada con componentes hechos a mano que tiene como base una elegante pieza de mármol negro cuya textura contrasta con los elementos metálicos. Un lujo para pocos ya que solo se venderá en la boutique de Rive Droite en París y tiene un precio de 37 mil euros.

También lee: Tres firmas de trajes de baño 100% mexicanas y sustentables

Otros accesorios de verano Saint Laurent que te encantarán…

Las piezas son casi de museo. Además de la tornamesa, otros accesorios de verano Saint Laurent —que ahora cuenta con Lenny Kravitz como imagen de campaña— son sus siempre afortunados lentes de sol. Esta vez, un modelo ovalado con marco dorado para aportar algo de minimalismo a la escena.

Y es que, para beber, Saint Laurent propone un lujo extremo: sus vasos de cristal Baccarat. Negros, con la base con detalles estilo diamante —que lucen como una chamarra de cuero con estoperoles—, son una colaboración tan exclusiva que el juego de dos piezas cuesta 1,080 dólares.

Lo repetimos: aquí hay exclusividad, pero también inspiración. Es posible partir de estos ejemplos para hacer experimentos DIY. Lo interesante de la propuesta está en el mood veraniego de la firma francesa: no hay redundancia con prints de frutas o de plantas tropicales. No hay colores brillantes. Este es un verano para rockstars. Una visión muy propia de la temporada que se aleja de los clichés y que está hecho a medida para quienes disfrutan las combinaciones eclécticas del lujo de tiempos pasados con visión contemporánea.

Esto te gustará: “Let Love Rule”, el libro autobiográfico de Lenny Kravitz estará listo este otoño