¿Sabías que es posible fabricar ropa con residuos de leche?

¿Sabías que es posible fabricar ropa con residuos de leche?

Tiempo de lectura: 3 mins.

¿Te imaginas una playera hecha de leche en mal estado? Mi Terro usa la biotecnología para transformar los residuos orgánicos en fibras sostenibles.

Hoy en día podemos encontrar increíbles textiles hechos de piñas, naranjas, uvas e incluso hongos y llegaron para quedarse. Ahora Mi Terro creó un asombroso invento que convierte la leche en mal estado en ropa. Específicamente, en playeras biodegradables. 

Mi Terro es una startup innovadora que nació luego de que el CEO, Robert Luo, visitara la granja lechera de su tío en China en 2018. Al darse cuenta de las inmensas cantidades de leche que se desperdiciaban, Luo supo que debía hacer algo. De acuerdo con Mi Terro, el 40% de los alimentos, incluidos 128 millones de toneladas de leche, se desperdician anualmente. 

El resultado, estos desperdicios generan alrededor de 3.300 millones de toneladas de gases de efecto invernadero. Robert Luo no tardó en encontrar la forma de convertir los desperdicios de comida en ropa. El primer paso es obtener el suministro principal (leche en mal estado, en este caso) de los agricultores, fábricas y tiendas de comestibles. 

Una vez que se cuenta con la materia prima, la compañía utiliza tecnología para extraer y purificar las moléculas de proteína de caseína de las bacterias de la leche. Una vez que la proteína se encuentra limpia, se hila en fibras biodegradables para formar un hilo ecológico que se transforma en ropa. Además de ser una solución extremadamente creativa, también agrega beneficios a la ropa que fabrica. 

El proceso para hacer ropa con leche utiliza un 60% menos de agua que la que se usa para hacer camisas de algodón orgánico, y el tejido se siente tres veces más suave que el algodón. Estas playeras también son antimicrobianas, inodoras, antiarrugas y regulan la temperatura. Incluso, esta ropa también es saludable; cada camiseta contiene 18 aminoácidos que nutren la piel. 

Por si esto fuera poco, la empresa se ha comprometido a plantar 15 árboles por cada compra. Mi Terro lanzó a la venta su camiseta hecha de leche en 2019, y ahora se vende en más de 40 países. La compañía colabora con agricultores de América y Asia para ayudarlos a reciclar y reutilizar los desechos de leche. 

Futuro prometedor para la ropa hecha con leche

El innovador proceso utilizado por Mi Terro también se puede usar para crear un sustituto sostenible del plástico. El objetivo final sería reemplazar los materiales a base de petróleo con materiales a base de proteínas. Estos serían elaborados a partir de desechos de alimentos y tendría innumerables aplicaciones para las industrias de la moda, el cuidado de la salud y el embalaje. 

Mi Terro, playera hecha de leche

Las soluciones innovadoras e inspiradoras —como hacer ropa con leche— han demostrado ser la respuesta a los crecientes desafíos de residuos que enfrenta el mundo. Empresas con conciencia ecológica como Mi Terro están creando una economía circular y tienen un enorme impacto positivo en el medio ambiente. Esperamos que la visión de soluciones sostenibles impacte próximamente al mundo entero.