Noruega cierra su última mina de carbón en el Ártico: la transforma en un parque nacional

Noruega cierra su última mina de carbón en el Ártico: la transforma en un parque nacional

¡Buenas noticias! Una gran parte del archipiélago de Svalbard se convertirá en el hogar de varias especies y osos polares.

Una mina de carbono en Noruega, que habría sido explotada por 100 años, cierra definitivamente sus puertas para darle paso a un enorme parque nacional.

Este santuario pretende ser más extenso que el Parque Nacional del Grand Teton, ubicado en Estados Unidos, y albergar decenas de especies.

De acuerdo con diversos medios, el parque estaría ubicado en el archipiélago de Svalbard, en el fiordo Van Mijenfjord, donde osos polares, focas y otras especies del Ártico podrán vivir y reproducirse.

Lo mejor es que este territorio podría soportar los cambios climáticos y proteger a cada especie, ya que el fiordo Van Mijen posee una gran cantidad de hielo marino durante todo el año, que permite que los osos vivan y cacen mejor.

Según un comunicado, el objetivo es que Svalbard sea una de las áreas silvestres mejor administradas del mundo. “Eso requiere que implementemos medidas para enfrentar los cambios climáticos y la presión causada por el aumento del tráfico. La protección del fiordo Van Mijen y sus alrededores es una respuesta directa a esto”.

También te puede interesar: #MenosCarneMásVida: Lanzan campaña contra consumo excesivo de carne en España

El archipiélago de Svalbard

Además de albergar una mina de carbón y un futuro parque nacional, el archipiélago de Svalbard también guarda santuarios de aves, reservas, montañas y glaciares habitados por osos polares y aves.

Y no solo eso, también es hogar del Banco Mundial de Semillas con más de 1 millón de semillas.

El Banco Mundial de Semillas está construido para sobrevivir al paso del tiempo; así como a los diferentes contratiempos de la naturaleza.

Por ejemplo, la cámara que guarda las semillas es a prueba de erupciones volcánicas y terremotos de hasta más de 10 grados en la escala de Richter.

Protege el interior de la bóveda de la radiación solar y no solo eso, si llega a fallar la electricidad, su capa del suelo actúa como un refrigerador natural.

Por las condiciones del clima, además de ser el hogar de muchas especies, se espera que el parque nacional sea todo un éxito.

También te puede interesar: 5 proyectos ambientales mexicanos que mejoran al planeta

Suscríbete aquí a nuestro newsletter semanal y recibe buenas noticias directamente en tu correo electrónico.