Desinfectar las bolsas de basura protegerá a los trabajadores de la limpieza pública

Desinfectar las bolsas de basura protegerá a los trabajadores de la limpieza pública

Tiempo de lectura: 2 mins.

Por estar concentrados en nosotros mismos y en nuestras familias, olvidamos por completo la protección contra el Covid-19 de otras personas vulnerables como los recolectores de basura. Es hora de poner también nuestro granito de arena.

Así como desinfectas el “súper”, tus compras en línea, la ropa, los zapatos y el celular, es de vital importancia que lo hagas también con la basura. De esta forma estarás protegiendo también a los trabajadores de limpieza.

Los recolectores del Estado de México han iniciado una campaña en la que a través de mantas y pancartas con la leyenda “De favor sanitiza tu basura. Te cuidas tú, nos cuidamos todos”, solicitan a la ciudadanía ser conscientes sobre la problemática que viven, al estar en constante contacto con los desechos de enfermos por Covid-19.

Ante la contingencia de salud, el trabajo de quienes mantienen la limpieza de la ciudad es más importante que nunca. Por ello, incluso, en León, Guanajuato, el Sistema Integral de Aseo Público (SIAP) los han dotado de los instrumentos sanitarios necesarios para evitar contagios por Covid-19. Además, han pedido a la población el desinfectar las bolsas de basura para brindar un mejor servicio de recolección. Y, sobre todo, para proteger a sus empleados.

¿Cómo proteger a los recolectores de basura?

Para desinfectar cada una de las bolsas de basura se recomienda rociar por dentro y por fuera una solución de agua clorada a base de 10 mililitros de cloro y un litro de agua.

Asimismo, se deben desinfectar los botes del interior del hogar y los contenedores ubicados en el exterior. Solo vierte un poco de cloro en el fondo después de vaciarlos y déjalo actuar durante 10 minutos. Posteriormente, se enjuagan y se dejan secar al aire libre.

Otra medida importante para la protección de todos es separar los residuos sanitarios. Cubrebocas, guantes, pañuelos desechables, chicles, cepillos dentales, colillas de cigarros, envases de medicamentos, jeringas, hisopos y gasas van en otra bolsa. Vale la pena que la marques para que el personal de limpieza pueda identificarlos.

Con estas acciones, los recolectores estarán un poco más protegidos, mientras el gobierno les da respuesta sobre su pronta vacunación contra el Covid-19. Ellos, tanto como los trabajadores de la salud, se encuentran igual de expuestos debido a la labor que realizan.

También lee: Tres formas de aprovechar la cáscara de cebolla