Usos sorprendentes del bicarbonato de sodio que no conocías

Usos sorprendentes del bicarbonato de sodio que no conocías

Tiempo de lectura: 4 mins.

Además de ser un gran aliado en la cocina, el bicarbonato de sodio tiene otros maravillosos usos muy útiles en el hogar.

El bicarbonato de sodio es conocido popularmente como un ingrediente básico en las cocinas del mundo. Fue creado por un químico francés en 1791, y era usado para evitar que el pescado fresco se eche a perder. Hoy en día, es utilizado como agente leudante y ayuda a la masa a esponjarse. Pero ayudar a tener deliciosos pasteles no es su única función. Este polvo es muy útil y versátil y tiene muchos usos sorprendentes. 

Blanquea tus dientes naturalmente

Uno de los usos sorprendentes del bicarbonato de sodio es que puede ayudarte a tener unos dientes mucho más blancos que nunca. Ha ganado mucha popularidad debido a su efectividad para iluminar sonrisas sin debilitar los dientes. 

Un estudio hecho por científicos de la Universidad de California encontró que el bicarbonato de sodio contiene propiedades abrasivas suaves. Estas disuelven los enlaces de las moléculas que manchan los dientes. Aunque estos elementos abrasivos son lo suficientemente fuertes para combatir manchas, son también muy suaves para que no dañe el esmalte dental. 

Solo debes cepillar tus dientes con una cucharada del tamaño de una moneda de diez centavos, de bicarbonato de sodio. Puedes utilizarlo con o sin tu pasta de dientes habitual y blanquea tus dientes con tan solo pocos usos. 

Brillo para tus joyas

Seguramente tienes alguna joya antigua que necesita un retoque y el bicarbonato de sodio puede ayudar. La combinación del bicarbonato con agua ayudará a restaurar las joyas deslustradas, haciendo que recuperen su brillo nuevamente. Para hacerlo se recomienda forrar un tazón con papel de aluminio, servir el bicarbonato y agua hirviendo, luego colocas las piezas dentro. 

Para joyería de plata debes dejar que se remojen unos minutos y luego limpiarlas con una toalla sin pelusa. Esto brindará a tus joyas un brillo instantáneo sin necesidad de tallar. En joyas de platino o con diamantes, también puedes utilizar el mismo método, solo tienes que agregar jabón para platos y sal a la mezcla. 

Desinfecta frutas y verduras

Generalmente lavamos nuestras frutas y verduras solo con agua y jabón, pero el bicarbonato puede ayudar para asegurarnos de limpiar los pesticidas sobrantes. Según un estudio publicado en Journal of Agricultural and Food Chemistry, las frutas y verduras pueden dejarse remojar en el fregadero con bicarbonato. Este simple proceso limpiará de forma fácil y segura nuestros vegetales. Solo debes agregar cuatro cucharadas de bicarbonato a por lo menos 2 litros de agua y dejar reposar por cinco minutos. 

Después solo tienes que enjuagar con agua fría y listo, tus frutas y verduras estarán listas y seguras para consumirse.

Usos del bicarbonato de sodio

Te puede interesar: Crea tu propio desodorante ecológico con estas recetas.

Calma la piel irritada

La piel puede irritarse por la picadura de un mosquito o simplemente por la exposición al sol. Afortunadamente el bicarbonato de sodio es un remedio eficaz para ayudar a calmar la piel irritada. Para hacerlo se recomienda mezclar el bicarbonato con una pequeña cantidad de agua y crear una pasta espesa. Para lograrlo se debe agregar el agua poco a poco y después aplicar sobre la piel. 

Como un extra, puedes conseguir un alivio adicional añadiendo una o dos tazas de bicarbonato en la tina con agua a temperatura ambiente. Esto ayudará a dar un efecto calmante en todo el cuerpo. 

Adiós a los malos olores, otro uso sorprendente del bicarbonato de sodio

Cuando las personas desechamos productos orgánicos o carne en los botes de basura de la cocina, la basura llega a generar un hedor bastante fuerte. Muchos de los productos para aromatizar el ambiente, solamente lo enmascaran con perfumes fuertes. Para estos casos el bicarbonato de sodio es la solución, pues neutraliza los olores de la materia orgánica en descomposición. 

Tan solo tienes que poner un puñado en el bote de basura para la cocina y brindar un olor más fresco para la cocina y no será necesario vaciar el contenedor todos los días. Un estudio publicado en la revista Waste Management encontró que colocar bicarbonato de sodio al fondo del bote de basura, reduce los olores en un 70%. 

En la cocina el bicarbonato de sodio también tiene otro uso sorprendente: equilibrar el sabor ácido o picante de algunos platillos. También una generosa cantidad al descubierto en tu refrigerador ayudará a mantener lejos los malos olores.

Estos son tan solo algunos consejos que te damos para sacar provecho de uno de los ingredientes más sencillos y económicos que generalmente guardamos en nuestras cocinas. ¿Conoces más usos sorprendentes del bicarbonato de sodio?