Zoonosis: ¿por qué es preciso que frenemos esta enfermedad?

Zoonosis: ¿por qué es preciso que frenemos esta enfermedad?

Aunque no es 100% oficial, es posible que el Covid-19 se originó por la transmisión de un animal a un humano. Y hoy en día estos contagios han aumentado.

Se dice que el Covid-19 nació en China por «comer murciélago» y, aunque no se sabe el origen exacto de este virus, sí se ha precisado que se trata de una zoonosis. Es decir, de una enfermedad que salta de especies animales a seres humanos.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que existen más de 200 patologías. Un 70% de ellas han afectado al ser humano en los últimos 40 años y fueron transmitidas por animales salvajes.

¿Qué es la zoonosis?

Surgió con el ébola en África, los primeros contagiados fueron aldeanos que comieron la carne de un chimpancé que se halló muerto en la selva. Pero, aunque el ébola se haya descubierto en un contexto que algunos calificarían de primitivo, el periodista y científico David Quamenn, uno de los más reconocidos a nivel mundial, señala que los contagios no dependen del atraso o desarrollo de una sociedad en particular.

Quamenn recuerda que la psitacosis, conocida como la «fiebre del loro», una enfermedad bacteriana que se descubrió en 1929 en Baltimore, EUA, se desencadenó cuando un hombre obsequió a su esposa un loro procedente de Sudamérica.

Los chinos lo han hecho, pero no son los únicos

En 2003, con el primer brote del coronavirus SARS en un mercado de Cantón, en China, donde un hombre “que se había ayudado a preparar comidas con ingredientes como pollo, gato doméstico y serpiente”, se inició el proceso que en menos de seis meses contagiaría a más de 8 mil personas en cinco países (China, Singapur, Tailandia, Vietnam y Canadá), de las cuales 774 fallecieron.

Por otro lado, en Oriente existe una moda gastronómica conocida como “ye wei” (sabores silvestres). Y en sus mercados se venden carnes de rata de bambú, tejón, civeta, murciélago, serpiente, perro, gato, rana, chimpancé y pavo real, entre otros.

En la ciudad china de Yulin cada año se hace un festival de carne de perro. No es una festividad oficial, pero sí una costumbre de los lugareños. Este año no se llevó a cabo debido a la pandemia Covid-19.

En mercados de países sudamericanos no es muy diferente. En Colombia, por ejemplo, se puede conseguir sin mucho esfuerzo carne de iguana, serpiente, tortuga, oso perezoso o tiburón. Así como de una especie de rata llamada cuy.

Así, la zoonosis deja clara la necesidad de comenzar a reflexionar sobres nuestras costumbres y hábitos, pues resulta necesario hacer un cambio para evitar futuras enfermedades, ¿no lo crees?

También puedes leer: 5 razones por las que el tráfico ilegal de especies ¡no debe existir!