Viajar nos hace más felices: lo dice la ciencia

Viajar nos hace más felices: lo dice la ciencia

Tiempo de lectura: 3 mins.

Viajar nos hace más felices, más sabios y más optimistas. Lo dice la ciencia, y nosotros, le creemos, así que tenemos las maletas listas en la puerta. ¿Tú también?

Si pudieras pedir un deseo, y lo primero que pensaste fue «Viajar», felicidades. Formas parte de ese sector que encuentra en la experiencia de salir de la rutina una gran satisfacción. Y si bien la pandemia ha complicado todas nuestras travesías, en nuestra mente continúa la imagen de nosotros agarrando las maletas al salir de casa, listos para dirigirnos a un nuevo y mágico destino.

Y pues es que, sí, es cierto. El turismo es la mejor forma de romper con la rutina, reconciliarnos con la vida y crear nuevos recuerdos que algún día contaremos a nuestros hijos, nietos o perros. Ahora, un estudio de la Universidad de Vancouver, en Washington, demuestra que aquellas personas que acostumbran los viajes son, en efecto, más felices que el resto.

«Mientras que algunas cosas como el trabajo, la vida en familia y los amigos juegan un papel más grande en las investigaciones sobre bienestar, la acumulación de experiencias de viajes tiene un pequeño pero destacado efecto en la pecepción propia de satisfacción», expresó Chu-Chu Bamboo Chen, profesor de la School of Hospitality Business Management y quien dirigió el estudio.

Para comprobar la teoría de que los viajes hacen a las personas más felices, observaron a 500 taiwaneses con diferentes frecuencias de viaje a más de 120 kilómetros de su lugar de residencia. Los resultaron concluyeron que aquellos que viajaban con frecuencia eran 7% más felices que quienes se quedaban en casa.

Además, la felicidad se incrementa cuando los viajeros comparten sus aventuras de viajes con otros que tienen su mismo estilo de vida.

Otros efectos positivos de los viajes, además de hacernos más felices

De acuerdo con la NBC, viajar es además un remedio para muchos males emocionales, mentales e incluso físicos, por ejemplo:

  1. Viajar nos mantiene más saludables. De hecho, las mujeres que viajan al menos dos veces al año muestran un riesgo mucho menor de sufrir un ataque cardíaco que aquellas que solo viajan cada seis años aproximadamente. Mientras que los hombres que no toman vacaciones anuales tienen 20% más riesgo de muerte.
  1. Según un estudio, tres días después de tomar unas vacaciones, los viajeros se sienten menos ansiosos, más descansados ​​y de mejor humor. Y este efecto puede durar semanas enteras.
  1. Incrementa la creatividad. Al presentarnos experiencias culturales y sociales distintas a las de nuestra cotidianidad, los viajes no solo nos hacen más felices, sino que también estimulan nuestra imaginación.

Sin embargo, sabemos que para ser felices en estos tiempos, no siempre los viajes son una opción. Así que te recomendamos otra manera de viajar que nos encanta: leer. Aquí, algunos libros que te harán sonreír y trasladarte, también, a otros universos.