¿Eres vegano y vives con carnívoros? Te decimos qué hacer para no desgastarte

¿Eres vegano y vives con carnívoros? Te decimos qué hacer para no desgastarte

Es muy común ser vegano y vivir en un mundo repleto de carnívoros. Si quieres mantener tu decisión y además propagarla, adopta estos consejos.

Una de las situaciones más comunes actualmente es convertirte en un vegano pero convivir con un universo de carnívoros que comen de todo, incluidos muchos productos de origen animal. ¿Cómo sobrevives sin dar demasiadas explicaciones o conseguir el respeto de quienes te rodean? Lo que te podemos decir es que no abandones y trata de hacer acopio de paciencia. Y también sigue estos consejos que te pueden servir para no morir en el intento de optar por un modo de vida distinto.

Entiende las elecciones ajenas

Es una reacción habitual. Cuando alguien piensa de forma diferente tendemos a defender nuestra postura con uñas y dientes. Pero parte del respeto y la convivencia es asumir que las personas tienen distintas opiniones y hay que vivir con esto. No quiere decir que abandones o no puedas defender tus ideas o tus decisiones de vegano frente a tu círculo de carnívoros. Solo defiende lo que piensas con serenidad y diálogo. La empatía es clave. Seguramente tú no fuiste vegano toda la vida y la gente no te relegó por eso. Lo importante es que el respeto sea mutuo. Por tanto, los omnívoros también deben aceptar tu forma de vida.

¿Eres vegano y vives con carnívoros? Te decimos qué hacer para no desgastarte

Vegano que da ejemplo

Ten en cuenta que pelear no es lo más conveniente. El enfoque más adecuado es que adoptes el diálogo y la actitud positiva para platicar de tu experiencia. Es mejor que cuentes todo lo bueno que te ha traído optar por una dieta de vegetales, que lidiar y pelear sobre lo malo que es la carne. Incluso puedes compartir algún platillo en el trabajo u organizar una comida vegana para tus amigos. Mostrar con ejemplos o hablar de ello sin atosigar es una buena opción y no dudes que conseguirás que alguien se unirá al club cada vez más grande de veganos.

Comparte platillos ricos

No es raro ver que el clásico argumento de los carnívoros es que los platos a base de verduras y legumbres no es rica o no es saciante y por tanto la posibilidad de ser vegano se aleja. Pero no es verdad.

La única manera de demostrar que es un mito es con pruebas. Además hay ya en los supermercados opciones de hamburguesas, quesos y otros alimentos veganos que se parecen a los de toda la vida pero están hechos con ingredientes veganos. Incluso hay albóndigas de carne hecha en laboratorio, que cada vez se parece más a la carne de animal. Además de esto, puedes optar por pizzas, pasta o ensaladas muy ricas sin ningún producto de origen animal.

Respeta el proceso ajeno

Recuerda algo muy importante. Cada persona tiene su propio proceso y contexto. No todos están preparados para adoptar una dieta vegana en el mismo momento y por las mismas razones que tú. Así que aplica el mantra de la paciencia y la comprensión.

Si hablas con personas muy rígidas de pensamiento o con una clara actitud de conflicto, no te esfuerces en argumentar tus razones para que coman solo vegetales. Elige a quienes quieres contagiar tu espíritu vegano y no te desgastes sin sentido.

Eres vegano y convives solo con carnívoros

Mentalidad abierta

Al final, lo que cuenta es vivir en paz con las decisiones que tomamos. Así que la opción más sabia es hablar de tu opción pero también escuchar a los demás sin juzgar, incluso si comen carne sin culpa y defienden esta opción.

Suscríbete aquí a nuestro newsletter semanal y recibe buenas noticias directamente en tu correo electrónico.

También te puede interesar: ¿Quieres ser vegano? Te decimos cinco sustitutos de la carne que te ayudarán