¿Es normal sudar demasiado al dormir? Tienes que leer esto

¿Es normal sudar demasiado al dormir? Tienes que leer esto

Para algunas personas, sudar en exceso al dormir puede ser normal, pero también puede ser señal de algunas enfermedades.

Así como dormir con los pies fríos puede ser bastante molesto, pasar calor por la noche también es incómodo. Pero hay algo todavía peor: sudar en exceso al dormir y sentir, entre sueños, cómo tu almohada se empapa.

Sudar de más al dormir puede ser una señal de muchas cosas diferentes. Habrá algunos casos en los que debas hacerle una visita a tu médico de confianza.

Pero no te preocupes demasiado: hay todo tipo de causas para este problema y no todas son graves. Sin embargo, es bueno saber cuáles son estas causas para que tomes cartas en el asunto.

Foto: Unsplash

Por supuesto, no hablemos de esas noches de calor terribles. Si vives en zonas donde la temperatura es alta, evidentemente sudar en exceso al dormir puede ser normal. Y si eres del team cobertor del tigre, pues tal vez debas considerar usar algo menos caluroso.

«Es normal experimentar variaciones en la temperatura corporal mientras duermes y, a veces, esto puede provocar sudoración», explica en HoustonMethodist.org el Dr. Aarthi Ram, neurólogo y experto en medicina del sueño de Houston Methodist.

¿Qué significa sudar en exceso al dormir?

Una posible causa del sudor en exceso es el reflujo. Esta condición la puedes identificar si tienes acidez después de comer, dolor en el pecho o espasmos en el esófago, problemas al tragar, si se te regresa la comida o si tienes episodios de tos raros.

El estrés y la ansiedad pueden ser otra causa, pues uno de los síntomas físicos es que aumentan la sudoración. El sudor nocturno relacionado con estrés tiene algunas señales: preocupación extrema, le das la vuelta al mismo problema, pesadillas, dolores inexplicables o tensión muscular, irritabilidad y fatiga.

También puede deberse a problemas hormonales, ya que la sudoración está relacionada con la baja testosterona o el hipertiroidismo. Puedes identificar un problema hormonal cuando manifiestan síntomas como cambios de peso inexplicables, dolores de cabeza o baja energía.

Hay medicamentos que, entre sus efectos, está el sudar en exceso al dormir. Si empezaste a usar un medicamento nuevo, es recomendable que consultes a tu médico para ver si todo eso es normal.

¿Cuándo debes preocuparte?

La mayoría de las causas del sudor nocturno son inofensivas, pero algunas otras pueden ser realmente peligrosas o serias.

Por ejemplo, te puede provocar una apnea del sueño. Esta condición hace que dejes de respirar en distintos puntos de la noche, y esto aumenta el riesgo de tener sudoración excesiva al dormir hasta tres veces más de lo común.

Algunos síntomas de la apnea del sueño son: sentirse cansado durante el día, despertar varias veces durante la noche, despertar sin aire, dificultad para concentrarse durante el día y dolores de cabeza.

No es muy común, pero Healthline explica que hay casos en los que sudar en exceso al dormir es un síntoma del cáncer, aunque suele haber otros síntomas como fatiga, pérdida de peso repentina o una fiebre que no baja.

En ese caso, es importante que consultes a un experto en lugar de autodiagnosticarte. Y sí, eso incluye evitar leer artículos médicos en Google.

Hay formas en que puedes lidiar con el sudor en exceso al dormir. La más obvia, abrir una ventana para que corra el aire. Trata de usar sábanas y cobijas más ligeras y utiliza una pijama fresca por las noches.

Algunos especialistas en trastornos del sueño recomiendan colocar una bolsa de hielo bajo la almohada cuando el calor es demasiado alto y provoca una sudoración excesiva.

Cuida tu horario para hacer ejercicio: evita que sea muy cercano a la hora de dormir. Como sabes, cuando realizamos actividad física, nuestra temperatura corporal aumenta y tarda varias horas antes de normalizarse.

Ahora ya sabes a qué se debe ese terrible goteo corporal por las noches. Toma cartas en el asunto y ayúdate a ti mismo (y a tu pareja, si duerme contigo) a pasar una noche más fresca y confortable.

También te recomendamos: ¿Eres adicto a las series de televisión? Podrías padecer binge watching

Suscríbete aquí a nuestro newsletter semanal y recibe buenas noticias directamente en tu correo electrónico.