¿Sientes que tu teléfono vibra y no es así? Entonces sufres del Síndrome de la vibración fantasma

¿Sientes que tu teléfono vibra y no es así? Entonces sufres del Síndrome de la vibración fantasma

Tiempo de lectura: 3 mins.

Numerosos estudios confirman que el uso exagerado de la tecnología puede causar ciertos trastornos mentales, por ello es importante limitar las horas que pasamos frente a la computadora o en nuestro smartphone.

Más del 80% de la gente alrededor del mundo lo ha experimentado, los científicos lo consideran un estímulo aún bajo estudio, mas no una patología. Sin embargo, sí podría ser un indicio determinante que desate otros trastornos mentales. Hablamos del Síndrome de la vibración fantasma, es decir, cuando sentimos que nuestro celular vibra o suena y en realidad no sucedió.

El Síndrome de la vibración fantasma se suele estudiar más en el contexto sobre cómo la tecnología se está apoderando de nuestros cerebros y nuestras mentes. Precisamente es algo relacionado con la manera en que el cerebro detecta y reacciona ante los estímulos del entorno dominados por los dispositivos móviles.

De acuerdo con una revista científica publicada en Pittsburgh, Estados Unidos, un estudio basado en los datos de 2,900 estudiantes comprobó que la gran mayoría (el 89%) sentían “vibraciones fantasma”. En promedio una vez cada dos semanas.

En general, según los investigadores, esas falsas alertas no resultaban molestas. Salvo a las personas que tenían reacciones emocionalmente más fuertes hacia los mensajes de texto y de WhatsApp.

Otros análisis estimaron que el 30% de la población que posee un smartphone también ha sufrido engaños auditivos. Es decir, creer que el teléfono suena cuando no ha sido así. Y explicaron que esto no debiera ser motivo de preocupación.

Síndrome de la vibración fantasma no es tan grave como parece

El trasfondo de dicho fenómeno sería la llamada «teoría de detección de señales», que estudia la capacidad del organismo de percibir los estímulos del entorno, reacciones y respuestas que puede manifestar. Sin embargo, frente a esta nueva era dichos estímulos suelen presentarse de distintas maneras, siendo el Síndrome de la vibración fantasma, una de ellas.

Ahora bien, mientras los expertos no la catalogan como una enfermedad, por su parte sí podría desencadenar ciertas afecciones como adicción a la tecnología, ansiedad o depresión.

“La ansiedad de apego la sufren las personas que tienen un deseo constante de sentirse reafirmadas por los demás. Lo cual, en nuestra era de la conectividad, está muy relacionado con la necesidad de mantener contacto permanente con el exterior a través del móvil”, explica Daniel Kruger. Él es científico del Institute for Social Research, de la Universidad de Michigan.

“Tales resultados podrían ser evidencia de que la gente llega a tener dependencia real hacia el uso de smartphones. Y eso sí resulta sumamente dañino para la salud”, puntualiza el también profesor.

El Síndrome de la vibración fantasma existe, es constante y va en aumento. Y aunque los científicos no lo consideran un síntoma grave, nosotros debemos poner distancia de vez en cuando en el uso de nuestros dispositivos móviles. Porque la tecnología, ciertamente, se está apoderando de nuestras vidas.

También lee: 5 errores que cometemos antes de dormir y que nos roban energía.