Estos son los beneficios de la cúrcuma para nuestra piel

Estos son los beneficios de la cúrcuma para nuestra piel

Tiempo de lectura: 3 mins.

La cúrcuma es un remedio para la salud y también para la piel. Atenúa las manchas, tiene efectos antioxidantes y mejora la cicatrización.

La cúrcuma es una raíz parecida al jengibre y un remedio centenario para la salud y el cuidado de la piel. Es además un ingrediente alimenticio con excelentes propiedades.

Es una especia muy usada en la tradición ayurvédica. Ahora, su uso se ha extendido al mundo desde el sudeste asiático. Y se ha convertido en un alimento venerado en Occidente.

Estas son las razones por las que esta especia es ideal para mantener una piel saludable.

Efectos antiinflamatorios

Todos sabemos que la inflamación es la causa de muchos problemas de la piel, como el eccema, la rosácea, el acné y las líneas y arrugas prematuras. También contribuye a la descomposición del colágeno. Para disminuir los efectos de este mal y conseguir una piel tersa y luminosa se puede usar la cúrcuma de uso tópico. La razón es que la cúrcuma inhibe la producción de genes proinflamatorios, bloqueando la vía de respuesta inflamatoria.

cúrcuma para piel

Beneficio antioxidante

Los radicales libres son una parte natural del cuerpo, pero pueden volverse problemáticos. Estas moléculas inestables dañan a las que están sanas y provocan estrés oxidativo. En este sentido, la cúrcuma aumenta la capacidad antioxidante natural del cuerpo, estimulando su sistema de defensa contra el daño de los radicales libres.

Cualidades antimicrobianas

Los beneficios de esta raíz se acumulan. También equilibra las bacterias buenas y malas en la piel, gracias a sus propiedades antimicrobianas. Es ideal para tratar el acné, ya que los granos tienen una gran cantidad de bacterias que lo causan. Y ayuda a calmar otras enfermedades de la piel como el eccema y la psoriasis.

Mejora la cicatrización

Se ha demostrado que la curcumina ayuda a este proceso al reducir la inflamación y neutralizar la oxidación, lo que permite que la piel se repare más rápido con menos daño residual.

Disminuye las manchas de la piel

Otro de los beneficios de la cúrcuma es que aclara el tono de las manchas oscuras gracias a sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias.

«Esta combinación es muy importante porque a menudo, ciertos tipos de hiperpigmentación ocurren debido a una inflamación. El uso de un ingrediente como la cúrcuma rompe el ciclo», dice la especialista en belleza ayurvédica Michelle Ranavat, fundadora de Ranavat Botanics.

Cómo usarla en casa

Lo primero que debes saber es que la cúrcuma que se usa en la comida no es la misma que se aplica sobre la piel. La razón es que la primera, que se vende en forma de polvo, deja restos de color en la epidermis. Por eso, cuando se ponen sobre la piel se usa la conocida cúrcuma kasturi. Esta clase de cúrcuma no se puede comer y tiende a ser más difícil de encontrar.

De todas formas, para obtener los mismos beneficios puedes usar el polvo. Aunque mancha, con aceite facial puedes quitar los restos de color o esperar a que lo absorba tu propio sebo cutáneo.

También te puede interesar: Razones por las que la golden milk se convertirá en nuestra bebida favorita.