¿Cómo saber si padecemos de hígado graso y qué hacer para prevenirlo?

¿Cómo saber si padecemos de hígado graso y qué hacer para prevenirlo?

El hígado graso no es una enfermedad exclusiva de la gente adulta, los jóvenes también están expuestos a padecerlo y es mejor prevenir que lamentar.

¿Cuántas veces hemos visto a personas jóvenes y esbeltas, y relacionamos su aspecto con el concepto de que gozan de muy buena salud?

Pues bien, esto no necesariamente es así. Y hoy en día, es recomendable que prácticamente todas las personas, sin excepción de edad o talla, se sometan a chequeos periódicamente.

Vamos más al grano, si te gusta la fiesta y bebes alcohol o bebes frecuentemente por mero gusto, eres de las personas que debe tener especialmente cuidado en su salud, ya que eres candidato a padecer de hígado graso.

¿Pensaste que ya la libraste porque ni por equivocación bebes alcohol? Pues ¡aguas!, porque si tu placer alimenticio se enfoca en alimentos altos en azúcar o grasa ¡también corres el riesgo de tener esta enfermedad hepática!

Lo bueno de todo esto es que sigas al pie de la letra la frase de Solón de Atenas: “nada con exceso, todo con medida” (por cierto, no la inventó una famosa marca de cerveza), para entonces sí, verte y estar bien por dentro y por fuera. De esta manera también evitaremos tener el hígado graso.

¿Qué es la enfermedad por hígado graso?

El hígado es el órgano más grande del cuerpo y el que ayuda a digerir los alimentos, almacenar energía y eliminar toxinas. Se caracteriza por almacenar grasa en el hígado. Hay dos tipos principales: hígado graso no alcohólico y esteatosis hepática, que es el hígado graso por alcohol. Esta última puede causar cirrosis o cáncer de hígado.

¿Quién está en riesgo de padecerla?

No se conoce la causa, pero los investigadores apuntan a que es más común en:

  • Personas con diabetes tipo 2 o prediabetes.
  • Obesidad
  • Son hispanos, seguidos por blancos no hispanos. Es menos común en afroamericanos.
  • Tienen colesterol, triglicéricos o presión arterial alta.

¿Cuáles son los tratamientos para el hígado graso?

Para el hígado graso no alcohólico, los médicos recomiendan perder peso para reducir la grasa. Si un doctor cree que un medicamento es la causa, indicará dejar de tomarlo.

No hay medicamentos que hayan sido aprobados, pero se investiga si un medicamento para la diabetes o la vitamina E puedan ayudar.

Para tratar la estateosis hepática, es necesario dejar de beber alcohol. ¡Imprescindible!

La enfermedad afecta al 25% de la población mundial y en Estados Unidos es el trastorno hepático más común.

Y como siempre te recomendamos en wokii, cualquier síntoma extraño o poco usual, de inmediato consulta a tu médico de cabecera. ¡El hígado graso se puede prevenir!

También lee: 5 beneficios de la toronja que la harán indispensable en tu dieta