5 razones para incluir la espirulina en tu dieta

5 razones para incluir la espirulina en tu dieta

Tiempo de lectura: 3 mins.

La espirulina es una superfood con argumentos. Rica en vitaminas, minerales y proteínas, es excelente para las dietas veganas.

La espirulina es un alga azul verdosa de agua dulce. Podríamos decir que es uno de esos alimentos que se ponen de moda, pero con fundamento. Y como suele pasar con todos las superfoods de tendencia, también la espirulina es un ingrediente que los humanos toman desde hace siglos.

Según los expertos en el siglo XIII el Imperio Kanem se consumía una especie de pan de espirulina en África. Varios siglos más tarde y a 12,000 km de distancia, los aztecas recolectaban este alimento en el lago Texcoco. Lo llamaban Tecuitlatl y era muy apreciado.

1. Gran opción para veganos

Una vez con los antecedentes en la mano, podemos decir que aunque es un gran alimento, la espirulina no es mágica. Pero sí aporta muchos nutrientes que nuestro cuerpo necesita. Es rica en vitaminas y minerales como hierro, calcio, fósforo, magnesio, vitamina A, K y E y vitaminas B2, B3 y B6. Un dato interesante para los vegetarianos es que es un producto alto en proteínas y en hierro.

Cultivo sostenible

Este asunto no es menor. Los métodos de producción de carne se encuentran en entredicho y están poniendo en jaque la forma sostenible de producir alimentos para la humanidad. Por esta razón, la espirulina se vislumbra como un alimento con un potencial enorme.

2. Proteínas de gran calidad

¿Qué son las proteínas y por qué son tan importantes? Pues bien, sin ellas es imposible la vida. Están formadas por aminoácidos y el cuerpo humano por sí solo puede producir algunos. Pero no todos. Otros se adquieren por la dieta y se conocen como aminoácidos esenciales. El valor de la espirulina radica en su alto contenido de estos últimos.

3. Productos Km 0

Además la espirulina también contribuye al equilibrio ambiental. Su cultivo es respetuoso con la naturaleza. Forma parte de los conocidos como productos Km 0, que son aquellos que se producen y consumen en un entorno cercano y que tienen como prioritario proteger el medio ambiente.

Lo que les permite catalogarse así es que tienen mucha facilidad para crecer en cualquier lugar con luz, que es clave para su crecimiento. Aunque son algas, también hacen la fotosíntesis pero son más eficientes con la luz solar. Así que crecen rápido al transformar el dióxido de carbono en oxígeno.

4. Alimento del espacio

La virtud de estas microalgas de eliminar el dióxido de carbono utilizando luz solar hizo que los investigadores de la NASA se fijaran en ellas. Y hoy por hoy es la espirulina es un alimento que ya está contemplado como uno de los que viajarán al espacio con los astronautas.

La espirulina es un alimento sano, seguro y sostenible. En nuestro planeta o fuera de él, tiene propiedades para mejorar nuestra salud y además contribuir a una producción sostenible de alimentos.

5. Bondades para la salud

Entre otros beneficios, la espirulina ayuda a eliminar metales pesados, en especial el arsénico. También es buena para la digestión, mejora las defensas y disminuye la presión arterial. Otra ventaja es la reducción del colesterol, mejora la memoria y da energía. Solo deben abstenerse de tomarla quienes tienen problemas de hipotiroidismo, por su alto contenido en yodo.

Cheesecake con espirulina

También te puede interesar: 11 beneficios de las manzanas (y una receta de smoothie)