¿Quieres perder panza? Si comes esto todos los días lo lograrás

¿Quieres perder panza? Si comes esto todos los días lo lograrás

Un estudio confirma que comer una taza de espinacas todos los días reduce el abdomen y el peso. Además, esta verdura es saciante e hipocalórica.

El truco no existe. No hay magia ni solución que se aplique solo unos segundos. Para mantener firme y delgado el abdomen hay que ser constante en el ejercicio y la alimentación. Claro, lo que sí puedes hacer es consumir los productos idóneos que estimulen tu objetivo. Y oh, sorpresa, la ingesta de espinacas a diario aumenta las probabilidades de perder peso y de mantener a raya esa acumulación de grasa en la panza de la que todos queremos deshacernos. No lo digo yo, lo confirma un estudio científico.

En realidad no es un secreto que las verduras de hoja verde tienen muchas propiedades y poco contenido en grasas. Puedes comer mucha cantidad sin tener efectos perjudiciales en el peso. La fibra y agua que contienen nos ayudan a sentir saciedad cuando las ingerimos. De entre todas ellas, la espinaca parece ser la estrella.

Según un estudio, las espinacas aceleran el proceso de pérdida de peso con tan solo añadir una ración diaria (equivalente a una taza) a cualquiera de las comidas. Los resultados de la investigación están publicados en la US National Library of Medicine National Institutes of Health.  La conclusión más llamativa dice que los suplementos alimenticios basados en las hojas de espinaca reducen la grasa corporal y el peso.

Como es usual en este tipo de estudios, parte de los voluntarios tomaron todos los días durante tres meses 5 gramos de extracto de espinaca. El resto, consumió placebo. Y los resultados hablan por sí solos: quienes comieron espinacas regularmente perdieron un 43% más de peso que los que recibieron placebo.

Espinacas reducen la panza

Y la razón está en la gran cantidad de fibra soluble e insoluble de este alimento. La soluble ayuda a reducir la grasa abdominal y perder peso. La insoluble mejora el funcionamiento del tránsito intestinal y el sistema digestivo. Y como mencionamos arriba, es saciante e hipocalórica.

Otros efectos benéficos de esta verdura completan un lista virtuosa que convence. Entre otras cosas, destaca su alto contenido en vitaminas y minerales, que las hacen muy nutritivas. Según la Fundación Española de la Nutrición (FEN), proporcionan alto contenido en folatos, vitamina C y vitamina A y, en cantidades inferiores, de vitamina E, B6 y riboflavina. También son ricas en betacarotenos (precursores de la vitamina A), fibra, magnesio, hierro, fósforo, potasio y calcio.

Suscríbete aquí a nuestro newsletter semanal y recibe buenas noticias directamente en tu correo electrónico.

También te puede interesar: Las 5 verduras de temporada que poseen mayor poder nutricional: ¡consúmelas!