El lado terapéutico de Zoom que muy pocos conocen

El lado terapéutico de Zoom que muy pocos conocen

Tiempo de lectura: 3 mins.

La plataforma de Zoom no sólo sirve para hacer reuniones de trabajo o estudiar en línea, tiene un gran número de propósitos, entre ellos, el terapéutico.

Si creías que Zoom sólo es utilizado para hacer videollamadas de trabajo o para tomar algún curso en línea, podrías estar muy equivocado. Según científicos estadounidenses determinaron que esta plataforma podría tener muchas aplicaciones benéficas, incluso, terapéuticas.

Durante la pandemia por Covid-19, muchos de nosotros la hemos pasado solos en casa y lejos de nuestra familia y amigos. Situación que, tras meses de confinamiento, podría causarnos una gran sensación de tristeza, abandono, soledad y/o depresión.

Sin embargo, podemos utilizar la tecnología a nuestro favor para mantener nuestras relaciones sociales activas y mejorar nuestra salud mental. Las videollamadas son un gran canal, por eso te mostramos el lado terapéutico de la aplicación de Zoom.

Aprende a sacar el mayor provecho a Zoom con estos 10 infalibles trucos:

De acuerdo con varios expertos, las videollamadas, a través de las plataformas digitales, provocan la misma sensación y bienestar que experimentamos al hablar con una persona frente a frente.

Además, un estudio de ciberpsicología publicado en 2013 encontró que las personas que hacen uso de las videollamadas tienen una mayor tasa de vínculo emocional. A diferencia de aquellas que hablaban solo por teléfono o enviaban mensajes de texto.

También te puede interesar: 5 increíbles prácticas que aprendimos en 2020 para mejorar nuestra salud mental

La importancia de ver rostros y gestos

De acuerdo con Alan Teo, profesor de psiquiatría en la Universidad de Ciencias y Salud de Oregon, EU, señala que probablemente alrededor del 80% de la comunicación humana es no verbal.

Es decir, que aparte de palabras, utilizamos gestos y movimientos para expresar nuestros mensajes y pensamientos.

Es por esta razón que las videollamadas nos permiten una mejor y más expresiva comunicación, en comparación a una llamada o mensaje de texto.

Con el videochat podemos ver cómo el otro sonríe, levanta las cejas, cierra un ojo y mueve las manos. Dichas acciones conducen a que sentiremos una mayor cercanía con nuestro interlocutor.

Insistimos, la pandemia del coronavirus está lejos de llegar a su fin por lo que será necesario mantenernos comunicados con las personas que amamos. Y definitivamente para respetar la sana distancia, la mejor forma de hacerlo es mediante el planteamiento terapéutico de Zoom.