Bicarbonato de sodio: ¿aliado o enemigo?

Bicarbonato de sodio: ¿aliado o enemigo?

Mucho se ha comentado del bicarbonato de sodio: que si es malo en exceso, que si daña la flora intestinal… Pues aquí te decimos todo lo que tienes que saber.

Seguramente cuando te dolía el estómago, tu abuelita o tu mamá te decían que tomaras una cucharadita de bicarbonato de sodio con agua y ¡santo remedio! Esto no es del todo una leyenda, pues es un excelente antiácido que se usa comúnmente para aliviar la acidez y la indigestión estomacal.

Asimismo, es un gran remedio para los dolores de garganta, resfriados o, incluso, la gripa estacional. Y también algunas veces lo recomiendan para elevar las defensas.

Por si fuera poco, el bicarbonato de sodio es coadyuvante para la limpieza de los dientes. Ya que tiene una acción blanqueadora y pulidora en la superficie dental.

«No obstante, hay que tener cuidado en no abusar de él para cualquiera de estas situaciones, pues podría resultar contraproducente. Su uso controlado no resulta agresivo para los dientes», indica el odontólogo Romualdo Hostos, de la Clínica de Especialidades Polanco.

No se debe abusar del bicarbonato de sodio

Según los expertos, ingerir en exceso bicarbonato de sodio puede causar una variedad de trastornos gastrointestinales, calambres, vómitos, náuseas y diarrea.

Puede provocar, a su vez, úlceras gástricas y hasta hipernatremia, la cual es una condición que perturba el equilibrio de electrolitos de la sangre. Esto debido a un aumento considerable en el nivel de sodio.

Entre otros de los efectos secundarios que se pueden presentar tras el consumo de este compuesto son: alcalosis metabólica o edema, debido a la sobrecarga de sodio. E insuficiencia cardíaca congestiva. ¡Así que hay que consumirlo con moderación! Y siempre bajo prescripción médica.

Bicarbonato de sodio: ¿aliado o enemigo?

Como dice el popular dicho: “nada con exceso, todo con medida”. Pues de ser un gran aliado para tu salud respiratoria y gastrointestinal, podría convertirse en un gran enemigo de tu organismo.

Suscríbete aquí a nuestro newsletter semanal y recibe buenas noticias directamente en tu correo electrónico.

También lee: ¡Buenas noticias! Encuentran forma de reducir los infartos en mujeres