6 beneficios saludables por los que deberías consumir garbanzos

6 beneficios saludables por los que deberías consumir garbanzos

Los garbanzos son uno de los alimentos más saludables que existen. Son ricos en fibra y proteínas e, incluso, pueden sustituir a la carne en tu dieta diaria.

Los garbanzos son una especie de leguminosa originalmente cultivados en la zona del Mediterráneo y Oriente Medio. Es una legumbre con importantes cualidades culinarias y nutritivas, que ofrece muchos beneficios para la salud. El tipo de garbanzo más común es el redondo beige, pero existen otras variedades que pueden ser negras, verdes y rojas. 

Son una fuente de proteína vegetal que da por cada 100 gramos unas 350 calorías que se distribuyen en 20 gramos de proteína, 44 de hidratos de carbono, 5 de grasa y 15 de fibra. Los garbanzos, de hecho, son el aliado indispensable en las dietas veganas y vegetarianas

Para las personas que buscan reducir el consumo de carne, un plato de garbanzos y arroz, podría aportar una cantidad significativa de proteínas en la dieta. Esto los hace el sustituto ideal de la carne. Además, los nutrientes de los garbanzos brindan beneficios que ayudan a prevenir una serie de problemas en la salud. 

Beneficios de los garbanzos
Foto: Pixabay

Saciarán tu apetito

La proteína y fibra de los garbanzos pueden mantener el apetito bajo control. Esto se debe a que actúan sinérgicamente para retardar la digestión, lo que promueve entonces la saciedad. Los efectos de relleno de la proteína y la fibra en los garbanzos, reducen automáticamente su ingesta de calorías durante el día y en las comidas. 

Estudios recientes han demostrado que la gente que consume garbanzos entre comidas, se siente satisfecha antes. Esto evita el consumo de comida chatarra, en comparación de cuando no comían garbanzos. 

Salud ósea

El calcio, hierro, magnesio, manganeso, fosfato y zinc son la base de la salud ósea. Los garbanzos contienen todos estos minerales en diferentes cantidades. En particular, el fosfato y el calcio son importantes en la estructura de los huesos, por lo que el equilibrio de estos dos ingredientes es vital para la mineralización ósea adecuada. 

El consumo correcto de vitamina K es indispensable para una buena salud ósea, ya que mejora la absorción del calcio y reduce su excreción urinaria. Es decir que asegura que habrá suficiente calcio disponible para construir o reparar un hueso. Los garbanzos tienen un elevado contenido de vitamina K, que entre otros beneficios, ayuda a tener una correcta coagulación en la sangre. 

Control de azúcar en la sangre

Las propiedades de los garbanzos controlan los niveles de azúcar en la sangre. En primer lugar tienen un índice glucémico (IG) bastante bajo, lo que es un indicador de la rapidez con la que aumenta el azúcar en la sangre luego de ingerir un alimento. 

En segundo lugar, los garbanzos son una buena fuente de fibra y proteína, conocidas por su excelente papel en la regulación del azúcar en la sangre. La primera ralentiza la absorción de carbohidratos, lo que promueve un aumento constante de los niveles de azúcar en la sangre. 

Los alimentos ricos en proteínas promueven mantener niveles saludables de azúcar en nuestro organismo, sobre todo en personas con diabetes tipo 2. 

Beneficios de los garbanzos
Foto: Pixabay

Beneficia la digestión

Gracias a su elevado contenido de fibra, los garbanzos ofrecen varios beneficios comprobados para la salud digestiva. La fibra de los garbanzos es muy soluble, lo que quiere decir que se mezcla con agua y forma una sustancia gelatinosa en el tracto digestivo. 

La fibra soluble aumenta la cantidad de bacterias saludables en el intestino y previene el crecimiento excesivo de las nocivas. Además, reduce el riesgo de padecer afecciones digestivas como el síndrome del intestino irritable y el cáncer de colón. 

Mejora la piel

La presencia de manganeso en los garbanzos mejora la salud de la piel, evitando la formación de arrugas y las líneas de expresión. El manganeso revierte el efecto dañino de los radicales libres, en otras palabras, la formación de arrugas. También proporciona un efecto desintoxicante en la piel, pues contiene el elemento molibdeno que elimina los sulfitos. 

El ácido fólico, el zinc y las vitaminas, contenidos en los garbanzos, reparan el daño que causan los rayos UV y la sobrecarga de toxinas, lo que logra mantener una piel flexible y radiante. 

Salud del corazón

Como ya lo mencionamos los garbanzos tienen un alto contenido de fibra, lo que ayuda a reducir la cantidad total de colesterol en la sangre, lo que se traduce en evitar enfermedades del corazón. El consumo de garbanzos también reduce la cantidad lipoproteína de baja densidad o colesterol malo en la sangre.

El garbanzo además contiene una sustancia llamada sitosterol, que inhibe la absorción de colesterol en el cuerpo. Este mecanismo fisiológico ayuda a la salud del corazón y previene enfermedades cardiovasculares. Según un estudio, el sitosterol posee propiedades antiinflamatorias y anticancerígenas. 

Foto: Pixabay

Que tu próximo platillo incluya los inigualables garbanzos, verás que tu cuerpo lo va a agradecer y tú te sentirás mucho mejor.