Adicción al trabajo: claves para combatirla aplicando la inteligencia emocional

Adicción al trabajo: claves para combatirla aplicando la inteligencia emocional

Tiempo de lectura: 3 mins.

Acostumbrarse a trabajar desde casa no ha sido nada fácil para muchas personas, sobre todo cuando las actividades laborales llegan a sobrepasarnos y nos convierten en workaholics.

Desórdenes alimenticios, ansiedad, estrés, tendencia a sufrir enfermedades cardiovasculares, hipertensión, mareos, fatiga o depresión, son algunas de las consecuencias que puede provocar la adicción al trabajo.

Por eso, es muy importante poner un equilibro entre las horas laborales y las horas de descanso o de recreación. Saber aplicar la inteligencia emocional ante este trastorno será de gran ayuda para llevar una vida laboral tranquila.

Según un artículo publicado en Harvard Business Review, eres adicto al trabajo si permites que éste domine física y emocionalmente tu tiempo, tu sueño o tus pensamientos.

Para erradicar la adicción al trabajo o, en el mejor de los casos, evitarla, Geoffrey James, editor colaborador de la revista Inc.com, autor de libros y artículos sobre negocios y tecnología, estableció 5 claves para no convertirte en un irremediable workaholic. Toma nota.

Controlando la adicción al trabajo

1. Abandona las metas poco realistas, no exageres las expectativas. Reconfigura objetivos y dedica tiempo libre a cosas que te complementen. Prohibido pensar en el trabajo cuando estés con amigos o haciendo deporte.

2. Elimina la visión negativa sobre ti mismo y, en su lugar, reconoce tus talentos y habilidades. Entonces podrás valorar mucho mejor el tiempo que inviertes en cada proyecto, sin exageraciones ni sobrepasarte.

3. Aprende a delegar tareas, distribuir tus actividades y canalizar responsabilidades entre los miembros de tu equipo para no caer en la adicción al trabajo. Admítelo, tú no puedes con todo.

No hay nada mejor que ser agradecido

4. Haz deporte de forma regular, extrema el control y el cuidado sobre tu alimentación. Además procura descansar y tener rutinas de sueño regulares, sin recurrir a medicamentos. Deja al menos 30 minutos entre que cierras tu computadora y te vas a la cama.

5. Escribe un diario de gratitud, pues según un estudio de la UCLA, las personas que escriben o dan las gracias constantemente acuden menos al médico. Anota en tu cuaderno una experiencia reconfortante que tuviste en el día y agradécela. No tiene que ser a una persona necesariamente.

Si bien el trabajo otorga un sentido de identidad, influye en el autoestima y es la manera de ser sustentables económicamente. También, como todo en exceso, puede hacernos daño.

Por esta razón y para que la adicción al trabajo no te consuma, prioriza tu salud y evita laborar de forma intensa y compulsiva, pues las consecuencias serán, en su mayoría, negativas.

Asimismo, auto-evalúa tu comportamiento, realiza estos tips de inteligencia emocional y, si necesitas ayuda, acude con un profesional quien pueda valorar, diagnosticar y tratar tu adicción al trabajo, en caso de que éste te rebase. Nada está por encima de tu salud mental.

También lee: La ciencia dice que dormir con tu perro es bueno para la salud.