7 mitos sobre las vacunas de COVID-19 que has escuchado por lo menos una vez

7 mitos sobre las vacunas de COVID-19 que has escuchado por lo menos una vez

Con información no sustentada, miles de personas están dudando aplicarse alguna de las vacunas COVID-19 y con eso ponen en riesgo más vidas. Aquí algunos mitos, que como bien leyeron, son meras fantasías o información imprecisa que desenmascaramos. Vacúnate, por favor.

Nunca falta el amigo, conocido o vecino que so pretexto de: “es que lo leí en Facebook…”, “es que mi amigo, que es una autoridad del tema, me dijo…”, “es que dicen unos que ya se la pusieron…”. Y miles de cosas más que se inventan para descalificar las vacunas de todo tipo. Pero la que nos atañe hoy, es justamente esta que puede salvar millones de vidas, pero que por la mala y pésima información recibida, mucha gente está desconfiando y dudando en aplicársela. Aquí te queremos bien y vivo, por eso ponte las pilas y desenmascara estos 7 mitos sobre las vacunas COVID-19.

Porque es pura fantasía nuestro… temor

Para empezar, ni chips 5G, ni alteración del ADN humano, ni hablarás ruso. Por favor, ni las tías más conservadoras están tan alteradas, ni han creído fake news tan… descaradamente fantasiosas. Tan solo insinuarlo denota ignorancia extrema. Por favor, dejemos nuestra tradición del mito chupacabras y hay que creer en los avances de la ciencia. Y no, no estamos faltándote al respeto, ya que está comprobada rigurosa y científicamente la efectividad de cada vacuna COVID-19 que se está aplicando en el mundo. La lógica es muy simple: su beneficio es mayor que uno que otro fallo al haber reacciones secundarias.

Vacunas COVID-19: esperanza de vida

A continuación hemos hecho este recuento de los mitos más comunes que rodean a las vacunas COVID-19. Pero no creas que nos los inventamos y somos los científicos que han descubierto el hilo negro para desenmascararlos. Con buenas referencias, podemos decirte, que cualquiera de las vacunas que están actualmente disponibles han pasado por pruebas muy rigurosas de seguridad y por escrutinios externos que demuestran que proveen una protección muy poderosa contra el COVID-19. Con la ayuda de uno de los centros médicos más prestigiados del mundo, Hospital Houston Methodist, te decimos que estos mitos son solo eso y que al vacunarte no pones en peligro tu vida ni tu salud.

Mito # 1

«La vacuna afecta mi DNA«

Falso. El material genético en las vacunas COVID-19 no interfiere, ni es capaz de cambiar tu DNA (ADN, en español).

Mito #2

«La vacuna se desarrolló tan rápido que no puede ser segura«

Pues ni que fueran enchiladas. Y miren que eso no es fácil de hacer. Para llegar a estas vacunas COVID-19 disponibles, se siguió un estricto protocolo y se sometieron a estrictas pruebas y revisiones externas. Estas vacunas pueden parecer nuevas, pero hay décadas de investigación detrás de ellas. 

Mito #3

«Si me vacunó me puede dar COVID-19«

Dios nos libre. Y si crees en esto es porque estás reprobado en cultura general. ¿Si sabías que estás vacunado contra otras enfermedades también, verdad? Los leves efectos secundarios asociados a las vacunas son precisamente las señales de que tu cuerpo está construyendo la inmunidad contra el virus. No hay manera que te estén causando la terrible enfermedad, que tantas vidas ha costado.

Mito #4

«Las vacunas COVID-19 pueden afectar mi fertilidad«

Como dice mi abue: “Falso de toda falsedad”. No te angusties, no hay ninguna evidencia científica que sugiera que estas vacunas supongan un riesgo a una persona embarazada o que quiera quedar embarazada o que ya no podrás dejar descendencia. 

Mito #5

“No necesito vacunarme porque a mí ya me dio COVID-19”

Un mito de los más comunes contra las vacunas COVID-19. ¿Por qué es falso? Pues aunque sí, adquiriste ciertos anticuerpos e inmunidad al enfermarte , aún no se sabe por cuánto tiempo dura esta protección (dicen que hasta 9 meses es el tiempo comprobado). Mejor asegúrate y vacúnate.

Mito #6

«No necesito vacunarme porque soy joven y saludable«

¡Híjole! Es de los más comunes. Miles de personas que no fueron justamente de edad avanzada ni con problemas previos de salud también se infectaron. Aun con una forma de vida muy fitness y siendo muy jóvenes. Incluso un COVID-19 leve o moderado causa síntomas muy incómodos, dolor y efectos prolongados. Además, aquellos que son jóvenes y saludables deben vacunarse para obtener la inmunidad comunitaria necesaria que nos permita poder volver a nuestras vidas cotidianas. Por favor, no lo olvides.

Mito #7

«No necesito usar un cubrebocas después de vacunarme«

Aquí la triple moral. Primero muy giros criticando a todo el que no usará cubrebocas y, ahora, como dice el dicho: “el pez por su boca muere”. Aunque ya estés inmunizado con alguna vacuna COVID-19, hasta no alcanzar la inmunidad colectiva, es indispensable y una demostración de respeto comunitario, el uso del cubrebocas y el distanciamiento social. Incluso cuando Estados Unidos ya dio luz verde para que las personas no lo utilicen. Hasta que no erradiquemos algún día esta terrible enfermedad, será necesario continuar con estas medidas de seguridad fundamentales. 

No más mitos, por favor. Más que un peligro para todos, la vacuna contra Covid-19 es un gran beneficio y una muestra de lo impresionante que es el avance científico de la humanidad. Pero, siempre puedes consultar más fuentes que al igual que nosotros, podrán confirmarte todo esto.

Suscríbete aquí a nuestro newsletter semanal y recibe buenas noticias directamente en tu correo electrónico.