7 alternativas al minoxidil para que tu barba crezca

7 alternativas al minoxidil para que tu barba crezca

Tiempo de lectura: 6 mins.

Desde llevar un mejor estilo de vida hasta algunos suplementos, te recomendamos estas alternativas al minoxidil para mejorar tu barba.

En los últimos años, se ha popularizado el uso del minoxidil para el crecimiento de la barba. Se trata de un ingrediente activo que comenzó a utilizarse para el tratamiento de la alopecia en hombres y mujeres. No hay una anécdota exacta de cómo comenzó a usarse en la barba, pero es un hecho que alguien con mucha curiosidad lo hizo y esparció el rumor. Y así comenzó esta historia.

Tan solo el mercado del grooming pasará de tener un valor de mercado de 60,600 millones de dólares a más de 84,000 millones de dólares para 2024, según cifras de la consultora Statista. Esto, claro, incluye productos de aseo corporal básicos como el desodorante, pero el estudio apunta a que serán los productos para barba y afeitado los que mayor repunte tengan.

También lee: Pharrel Williams presenta HumanRace, su marca de skincare

Páginas como SoyMacho y Emperador Barbudo ofrecen una enorme variedad de productos para el crecimiento de la barba, la mayoría basados en minoxidil. Lo curioso es que, hasta ahora, parece haber más quejas que buenos comentarios acerca de estos productos, comenzando por su costo excesivo y terminando en efectos secundarios como acné, resequedad facial, dolores de cabeza, mareos y, paradójicamente, caída de pelo.

Entonces, ¿por qué es tan popular el uso del minoxidil?

Sin duda porque, hasta el momento, no existe ningún otro activo del que se haya demostrado su eficacia. Mucho o poco (o nada), el minoxidil es lo único que tenemos disponible para, al menos, intentar poblar esos huecos que llevan años a mitad de nuestra barba y bigote.

Es cierto que han salido al mercado otras fórmulas, como el noxidil (supuestamente más potente) e incluso una fórmula llamada proxidil, que utiliza la marca Fearless For Men, que contiene ingredientes naturales como biotina, cafeína y aceite de bergamota, entre otros compuestos orgánicos. Pero la ciencia parece no estar muy convencida de su efectividad.

Foto: SoyMacho

Antes de comenzar, tenemos algo que decirte

Corrección: la ciencia tiene algo que decirte. Y es que no todos los hombres nacieron para tener barba. Esto se debe a las hormonas llamadas andrógenos, entre las que se encuentran la testosterona y la androtestosterona.

Queremos ser honestos para no contribuir a más rumores y leyendas urbanas: si tu genética no favorece que tengas esa barba de tus sueños, no habrá forma de que la hagas crecer barba donde lo único que hay es tierra árida.

Si estás esperando una fórmula mágica o un catálogo de productos milagro, es mejor que des vuelta a la página. Pero lee si, en cambio, buscas darle una mejor apariencia y una vida más larga a esos tres, cien o cien mil pelitos que tienes. Y lo mejor de todo: lo harás de forma sostenible con el planeta y con tu economía.

Alternativas al minoxidil para el crecimiento de barba

Dejaremos de lado los mitos y remedios caseros, como embarrarse chile en la cara o tomar suplementos. Pero sí pondremos sobre la mesa otros consejos que, de acuerdo con algunos estudios y con la opinión de quienes los han puesto en práctica, funcionan como alternativas al minoxidil, o bien, como una forma de darle cariño a esa barba que ya tienes.

1. Dormir bien

Entre los múltiples efectos del sueño está la liberación de testosterona. De hecho, algunos estudios indican que durante el sueño se libera hasta 15% más de testosterona, lo cual es fundamental para tener un cabello y una barba saludables.

Foto: Unsplash

2. Reducir el estrés

Lo cierto es que, a mayor estrés, nuestro cuerpo registrar mayores niveles de cortisol. Entre más cortisol haya en el cuerpo, menos niveles de testosterona. Y si no hay testosterona, poco o mucho podremos ayudarle al cuerpo a crecer y mejorar la apariencia de la barba.

3. Hacer ejercicio

Sí, todo está conectado. Para dormir mejor, reducir el estrés y, en consecuencia lucir una barba más presumible, se recomienda realizar actividades físicas de forma regular. No tiene que ser una rutina intensiva de pesas o un maratón de 25 kilómetros. Con hacerlo de forma constante y acorde a tus propios objetivos es más que suficiente.

4. Seguir una dieta rica en vitaminas

La dieta es importante hasta cuando hablamos de la barba. Los especialistas recomiendan comer alimentos ricos en vitaminas, como las verduras verdes, aguacate, almendras y proteínas ricas en ácidos grasos como el salmón.

Foto: Unsplash

5. Aceites naturales

Una vez pasados los básicos de salud y de estilo de vida, quizás sí debas comenzar a utilizar algún producto en la barba. Si ya cuentas con una y quieres mejorar su aspecto, utiliza algún aceite a base de bergamota o menta, o ambas. Se sabe que son excelentes auxiliares en el crecimiento de la barba.

Ojo: no significa que este aceite hará que te crezca una barba más poblada, pero sí le dará los nutrientes necesarios a esos vellitos que ya tienes para que luzcan más hidratados, menos rebeldes e incluso hasta más gruesos. Hay muchas marcas en el mercado, como los que ofrecen Mel Bros y The Shaving Co.

Foto: SoyMacho

6. Lavar tu cara con jabones faciales

Embarrarte en la cara el shampoo que te sobró del pelo no es precisamente una rutina adecuada de limpieza. No es momento de hablar de marcas de limpiadores faciales: simplemente compra uno, el de tu preferencia, pero úsalo diario o como recomiende tu dermatólogo. La acumulación de bacterias en la piel hará que se obstruyan tus poros y que no haya buen crecimiento de barba. O peor aún: te causará acné.

7. Tomar suplementos, más allá del minoxidil

Particularmente, suplementos de biotina. La biotina es un elemento que tu cuerpo produce forma natural como un auxiliar de la keratina, un componente esencial del cabello y de la barba.

No está 100% demostrado que ingerir biotina incremente esa producción de vello corporal, pero hay algunos testimonios de personas que comenzaron a ingerir suplementos y vieron resultados positivos. Cuidado: siempre consulta esto con un médico y revisa cuidadosamente las etiquetas de los productos.

Foto: Unsplash

Volviendo al tema central: entendemos perfectamente la presión que puede haber para lucir una barba digna de 100 mil likes en Instagram pero, ¿y si mejor te enfocas en cuidar lo mucho o poco de barba que tengas? Ahorrará dinero en productos de rendimiento cuestionable y dejarás de usar químicos agresivos y con efectos secundarios no deseables.

También te recomendamos: ¿Te urge un corte de pelo? Esta web te ayuda a hacerlo desde casa con la guía de un estilista