5 errores que nos enferman, inflaman y engordan

5 errores que nos enferman, inflaman y engordan

Hay varias cosas que influyen en nuestra salud y en nuestro peso. Y muchas de esas situaciones están bajo nuestro control. Nuestra columnista Renata Herrera nos explica.

Empieza cambiando estos 5 hábitos y vas a notar increíbles resultados en tu salud. Y, como efecto secundario, en tu peso. No cometas más estos errores que nos enferman, inflaman y engordan.

1. Consumir comida “baja en grasa”

Con la gran mentira de la nutrición que nos dijo que la grasa era dañina, las grandes empresas desarrollaron cientos de alimentos bajos en grasa. Pero extremadamente altos en azúcar. Cuando le quitan la grasa a muchos alimentos, el sabor que queda es tan malo, que para hacerlo más apetecible le agregan altas cantidades de azúcar.

El azúcar enferma, inflama y engorda.

Las deficiencias nutricionales de grasas buenas está relacionadas con muchas enfermedades y con no poder bajar de peso.

Solución:

Lee las etiquetas de todo lo que compres, si entre los primeros 4 ingredientes hay azúcar en cualquiera de sus modalidades, no lo compres.  Si tiene más de 3 ingredientes tampoco te recomiendo que lo compres. En el caso de los lácteos consume los de leche entera, orgánica y sin azúcar añadida.

2. Desvelarte

El cuerpo está hecho para vivir de día, y con base al día y la noche es que funciona. Tenemos un reloj interno que modula los cambios físicos, mentales y de conducta de cada persona según la hora del día. Este reloj marca lo que se conoce como ritmo circadiano y tiene una influencia tremenda en nuestra salud y peso.

Cuando nos desvelamos, alteramos el ritmo circadiano pues estamos activos en horas en las que deberíamos de estar descansando. Uno de los principales efectos de alterar el ritmo circadiano es la inflamación sistémica que es el principio de casi todas las enfermedades.

Solución:

Duérmete temprano, poco después del anochecer, y despiértate con luz natural. Dormir de 7 a 8 horas es importante para no alterar el ritmo circadiano.

3. Subestimar el estrés moderado

El estrés es la causa número 1 de sobrepeso y obesidad. Y 90% de las citas al médico son por causas relacionadas con el estrés.

El estrés está directamente relacionado con casi todas las enfermedades. Es indispensable buscar manejar bien nuestros niveles de estrés crónico o moderado.

Solución:

Medita y haz respiraciones para bajar el estrés.

4. Hacer dietas

Todos tenemos claro que para bajar de peso y mantenernos así debemos hacer cambios en el estilo de vida y no sólo una dieta.

No empieces una dieta que terminará algún día, empieza un estilo de vida que no termine nunca.

Pero no todos tenemos claro que hacer dietas engorda. Este es uno de los errores más frecuentes que nos enferman.

De esto ya hablé en el artículo: Entre menos comas más engordas.

Las dietas para bajar de peso están relacionadas con sobrepeso, obesidad, trastornos alimenticios y síndrome metabólico.

Solución:

No hagas dietas, mejor haz La dieta de la no dieta.

5. No cuidar la flora intestinal

Más del 70% de nuestro sistema inmunológico depende de una sana flora intestinal, nuestra salud depende de tener un sistema inmunológico poderoso.

Los edulcorantes, los procesados, el exceso de azúcar y el estrés, son de las cosas que más dañan la flora intestinal.

Solución:

Consume probióticos (microorganismos vivos) y prebióticos (compuestos que el cuerpo no digiere pero que estimulan el crecimiento de las bacterias buenas del intestino).

Una idea fácil y rápida para hacer en casa es la col fermentada. ¡Listo!

Suscríbete aquí a nuestro newsletter semanal y recibe buenas noticias directamente en tu correo electrónico.

También lee: 5 alimentos para reducir la ansiedad de manera natural