Pasos para irnos a vivir solos y lograr nuestra independencia financiera

Pasos para irnos a vivir solos y lograr nuestra independencia financiera

Tiempo de lectura: 3 mins.

Tus gastos de alquiler o hipoteca, comida y facturas no deben ser superiores al 65% de tu salario. Sino, tu vida puede ser un infierno.

Mudarnos a vivir solos y lograr la independencia financiera es el sueño de muchos. No obstante, la experiencia puede ser maravillosa o tortuosa según lo bien preparados que estemos para volar y no dar marcha atrás.

La primera pregunta que nos debemos plantear es si tenemos el dinero suficiente para lograr la independencia financiera que exige vivir solos. Si rentamos una departamento, por ejemplo, debemos saber que hay que pagar de manera anticipada no solo la primera mensualidad, sino también la fianza. Además, la situación varía si el lugar tiene o no muebles. Si nos decidimos por la compra, además de la mensualidad de la hipoteca también tendremos que pensar en el enganche que suele ser entre el 5% y el 20% del valor total de nuestro nuevo hogar. Por ello, lo mejor es planear bien y siempre tener el dinero suficiente antes de buscar esa independencia.

Por supuesto, no es lo mismo mudarnos solo que en pareja o con amigos. Los costos bajarán o subirán según compartas más o menos gastos.

Tengamos en cuenta también que nuestros gastos de alquiler o hipoteca, comida y gastos generales como agua, luz, gas o internet no deben ser superiores al 65% de tu salario. De otra forma no tendremos dinero para otras necesidades como un auto, un seguro médico de gastos mayores, ropa, educación, ocio y la vida puede ser un infierno.

Algo que también será decisivo a la hora de independizarnos y vivir solos es aprender a cocinar. Llegará un momento en el que o bien aborrezcas la comida a domicilio, o bien no tengas dinero porque ya te lo has gastado todo. Cocinar no solo te ayudará a ahorrar dinero, también te hará sentir mejor y brillarás frente a tus comensales.

Si ya está resuelto el tema del dinero y la cocina resueltos, es tiempo de que dediquemos un espacio a limpiar nuestro nuevo hogar. Y esto quita más energía y horas de lo que se cree, pues una casa, sea cual sea su tamaño, necesitará atención constante. Lo mejor es decidir cuándo y qué vamos a limpiar para que no pasen años y tengas miedo de entrar al baño de lo sucio que está.

Recordemos, la planeación nos hará que vivir solos sea una experiencia inolvidable.

Te puede interesar también: 10 pasos con un solo propósito: tu bienestar financiero